ELEFANTE ASIÁTICO » Alimentación, hábitat y reproducción


Empleado para facilitar ciertas actividades del hombre y como parte de varias culturas, el elefante asiático se caracteriza por ser un animal tranquilo y muy social: la mayor parte del día se le va en largos recorridos buscando comida y pese a su colosal anatomía, son capaces de correr hasta 48 km/h ¿Quiere conocer más de la fascinante especie? descubra más detalles a continuación.

Características del elefante asiático

En el mundo existen dos especies de elefantes: el Elefante Africano y el Elefante asiático; diferenciándose ligeramente en su tamaño por ser un poco más pequeño – y de nombre científico Elephas maximus – el segundo es el mamífero más grande del homónimo continente.

Descripción general:

  • Tamaño y peso: aunque los ejemplares más grandes pueden alcanzar los 3.2 metros de altura, la estatura promedio de este animal de gran tamaño, ronda los 2 a 2.7 metros; asimismo, la media de su peso oscila entre los 2,000 a los 5,400 kilos.
  • Morfología: entre los trasgos que diferencian al elefante asiático del africano se destaca su arqueada parte trasera hacia abajo, en lugar de levantada y curveada como el de la otra especie.
  • Cabeza: otro rasgo distintivo es la forma de su cabeza, de la que salen dos protuberancias en su parte superior y un par de orejas son mucho más cortas.
  • Piel: al estar cubierta de poco pelo, la piel del mamífero es gruesa y seca, variando entre coloraciones grises y marrones.
  • Colmillos: son parte primordial de los machos – las hembras carecen de colmillos – ya que además de emplearle mayormente para cavar en busca de raíces y arrancar las cortezas de los árboles, también con ellos llevan a cabo su comunicación, lo utilizan para tocar, limpiar, comer y luchar en temporadas de reproducción.
  • Trompa: es factor importante en la realización de sus distintas actividades diarias, la misma contiene cerca de 100.000 músculos y una protuberancia parecida a un dedo que le sirve de apoyo en sus tareas.

Alimentación y hábitat

Los elefantes asiáticos no tiene ahora fija para comer, se les puede ver alimentarse tanto en las mañanas, como en las tardes y noches; los ejemplares adultos, demandan el mayor consumo de comida – alrededor de 135 kilos diarios – su dieta incluye diferentes clases de vegetación, raíces, cortezas, arbustos y hojas.

De igual manera, el agua consumo de agua es de relevancia para la especie de la cual consumen hasta 140 litros por día, de ahí que se les ve mantenerse cerca de fuentes de agua de la misma.

En lo que respecta a su hábitat, prefieren principalmente matorrales y áreas abiertas cubiertas de vegetación baja; la distribución actual del mamífero comprende países asiáticos entre los que se destacan Sumatra, Sri Lanka, Borneo, Bangladés y la India. De la misma manera, es factible toparse con algunos ejemplares al sur del Himalaya y cerca del río Yangtsé. Desafortunadamente, el mismo se encuentra cada vez más destruido, sumándose a una de las razones para que hoy la especie esté en peligro de extinguirse.

Reproducción

Su calidad de animal polígamo obliga a los machos a enfrentarse entre sí para lograr aparearse; pero el acceso a la hembra no es su única preocupación, pues cabe la posibilidad de que ella no ceda y otro le reemplace.

Luego de copular, deberán transcurrir unos 22 meses para que la hembra alumbre una única cría – aunque se han visto ocasiones en los que paren un par – el nuevo integrante de la manada pesará alrededor de 100 kilos y podrá levantarse poco tiempo después de su nacimiento; durante 18 meses la madre amamanta a su pequeño, luego de ello continua supervisándolo por unos años más.

 

 

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…