ARDILLA COREANA » Cómo es, dónde vive, qué come


¿Conoces a la ardilla coreana? Se trata de un pequeño roedor que tiene una especie de rayas en su cuerpo y que en muchos hogares se tiene como mascota.

En este artículo conocerás lo más importante de esta ardilla para que aprendas a distinguirla de otros ejemplares.

Características de la ardilla coreana

La ardilla coreana recibe el nombre científico de Eutamias sibiricus, es pequeña en tamaño, aproximadamente mide entre 14 y 20 cm y pesa de 100 a 150 gramos.

Su color rojo no es tan intenso como el de otras ardillas, más bien es castaño apagado; destaca además porque posee dos franjas blancas que se extienden desde los hombros hasta su cola y que tienen líneas negras más delgadas que las bordean, por esta razón a esta ardilla también se le conoce como ardilla listada.

Su cola es corta y sus orejas pequeñas y poco puntiagudas en comparación con otras clases de ardilla.

El macho y la hembra son prácticamente idénticos pero es posible diferenciarlos por la distancia desde el orificio anal hasta el sexual el cual es mayor en el caso de los machos.

Por lo general la ardilla coreana vive unos cuatro años, pero si está en cautiverio la esperanza de vida llega a aumentar.

En su comportamiento destaca el hecho de que es un roedor solitario, y solo se agrupa durante la temporada de reproducción, además suele tener más actividad durante el día.

Dónde vive

La ardilla coreana encuentra su hábitat perfecto en Asia, especialmente en China y Corea, aunque también habita en regiones de Rusia.

En cualquier caso acostumbra a vivir entre la tierra y cava madrigueras de considerable profundidad en las que se esconde de sus depredadores.

De qué se alimenta

Se trata de un animal omnívoro, que se alimenta de frutas, verduras, frutos secos, semillas, carne, insectos y huevos.

Por lo general, recolecta su alimento del suelo o de los arboles y se los lleva a su madriguera donde los consume.

Esta ardilla comúnmente usa su buche para almacenar una gran cantidad de comida que luego pone a resguardo para su posterior consumo.

Nacimiento y reproducción

La ardilla coreana madura sexualmente a partir de los nueves meses de edad y la pareja suele prepararse muy bien antes de la fecundación.

El macho y la hembra se encargan de que en su madriguera haya suficiente comida, una vez esto pase comienza el proceso de reproducción.

Durante el apareamiento la hembra emite vocalizaciones para llamar al macho, una vez se produce la fecundación, la gestación dura entre 31 y 32 días y pueden nacer hasta tres crías en cada camada, que pueden ser dos camadas al año.

Al mes de nacidas las pequeñas ardillas salen del nido a y ya a los dos meses pueden llevar una vida independiente de sus padres.

Domesticación y peligros

Si estás pensando en tener una ardilla como mascota te contamos que precisamente la ardilla coreana es la que más comúnmente se tiene en casa.

El proceso de domesticación es relativamente fácil, aunque se recomienda muy poco tomar una ardilla que esté en libertad y llevarla a casa pues están acostumbradas a la vida salvaje y puede transmitir enfermedades al ser humano, entre las que se incluye la rabia.

Como este animal no está acostumbrado a vivir en cautiverio lo mejor es que le construyas un ambiente grande y seguro en el que la ardilla se sienta cómoda.

Una vez la tengas en casa, los cuidados no serán complicados, entre otras razones porque ellas se asean solas y comen todo tipo de frutas y verduras por lo cual no tendrás mucho problema a la hora de alimentarla.

Ten en cuenta que no es recomendable bañar a la ardilla coreana porque esto puede causarle un resfriado y en cuadros graves le puede llevar a la muerte.

Para evitar que la ardilla se estrese o se vuelva violenta se aconseja no tocarla demasiado y mucho menos tomarla con las manos durante periodos de tiempo prolongados.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…