OSO PANDA » Características, hábitat, reproducción y comida


Los osos panda son quizás uno de los animales con mayor referencia en el mundo, debido a que son muy pocos quienes no conocen la existencia y apariencia sobre esta clase de mamíferos.

El nombre científico con el que se alude al panda es Ailuropoda melanoleuca y también es conocido bajo el apodo de panda gigante. Originario de Asia, específicamente de China central, este animal está considerado como una de las especies en peligro de extinción por lo que múltiples organizaciones en el mundo han tratado de cuidarlo y preservarlo lo mejor posible.

Es tanto así la vigilancia de la preservación de los pandas que las poblaciones donde estos se encuentran son constantemente observadas, solo con la finalidad de que en realidad se pueda garantizar todos los grupos que viven y su seguridad. Por ello se tiene la noción de al menos casi 200 osos pandas en cautiverio solo para evitar su extinción.

Los orígenes del panda no son muy seguros aunque hay expertos que aseguran que su linaje podría deberse a la especie de pandas rojos. Aunque la característica más emblemática de los pandas sea el blanco y negro, la verdad es que los pandas han sido capaces de adaptarse a otras especies que incluso se han visto osos pandas de color rojo y marrón. Sin dejar a un lado de que estos han hecho todo lo posible de romper con los esquemas establecidos y adaptarse a cualquier ambiente en el que se encuentren.

Características físicas

Los osos pandas tienen apariencia muy tierna debido a lo rechonchos que son. Poseen manchas negras como una forma de mecanismo de defensa, para espantar a cualquier amenaza o enemigo gracias al color de su piel. Estos pandas pueden llegar a medir al menos unos 95 centímetros de alto y su peso ronda los 160 kilos.

A diferencia de los osos comunes, la cara de los pandas es más aplanada que la del resto de otras especies, sin dejar  a un lado que su hocico es mucho más pequeño factor que lo hace similar a la forma facial de los gatos. Su mandíbula da mucho de qué decir, ya que la forma de esta es característica de los herbívoros algo con lo que estos se pueden sentir muy identificados debido a su dieta.

Su pelaje aunque no sea largo es lo suficientemente grueso y abundante, condición perfecta para protegerlos de los climas más fríos. A medida de que el oso va envejeciendo esto se hace notar a través del tono de su pelaje, ya que con los años este se va tornando mucho más amarillento. Su nariz grande le permite tener mejor sentido del olfato y con ello puede identificar mejor sus contrincantes  y depredadores.

Comida de un panda

Los pandas son muy conocidos en el mundo por ser uno de los animales que se alimenta del bambú, algo que es muy ventajoso para ellos debido a que las zonas en las que habitan son bosques llenos de bambú y con ello no tendrán que desplazarse por tantos kilómetros para conseguir su comida. También otro aspecto positivo de ello es que en esos bosques la presencia de depredadores es casi nula.

Sin embargo el bambú no es lo único que conocen, también pueden llegar a comer huevos, raíces, bulbos, roedores y pequeños mamíferos. Aunque es considerado herbívoro, un panda puede tener una dieta carnívora si las condiciones en las que vive están hechas para que se adapte a ello. Es por ello que su sistema digestivo está hecho para las dietas de tipo carnes.

Un panda puede llevar una vida sedentaria sin problema alguno, hasta llegará a comer 18 kilos de bambú al día sin realizar esfuerzo alguno luego de ello. Toman muchas siestas y está hecho para hibernar en el invierno.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…