OSO PARDO » Características, alimentación y hábitat


El oso pardo es una subespecie que pertenece a la familia de los Ursidae y el nombre científico por el que también se conoce a esta especie es Ursus Arctos.

Los osos pardos muchas veces han sido confundidos con los osos grizzlis, ya que poseen una similitud en cuanto a su apariencia. Sin embargo, los osos pardos no solo son de color marrón, también son rubios y negros, y su pelaje lo renuevan una vez al año.

Asimismo, estos osos se caracterizan por tener un pelaje denso y muy tupido, poseen una pequeña cola que mide escasamente entre 7 y 8 centímetros. Igualmente tienen una gran cabeza que está acompañada por dos orejas redondeadas y pequeñas.

Por otro lado, los osos pardos son los animales que poseen un mayor tamaño entre los animales terrestres que están en la fauna ibérica.  Además, el dimorfismo sexual que tiene la especie es muy notorio y se debe a que los machos poseen un tamaño y peso mayor al de las hembras.

Los osos pardos machos pueden llegar a tener una altura de entre 70 a 152 centímetros, por lo que cuando estos animales se colocan en dos patas pueden lograr medir aproximadamente 2.8 metros. Por otra parte, su peso es variado ya que va desde 55 kilogramos hasta 680 kilogramos.

No obstante, los osos pardos no cuentan con una visión desarrollada, pero su oído y olfato son muy buenos. Estos animales son muy fuertes y pueden llegar a vivir entre 25 y 30 años si se encuentran en estado silvestre, mientras que en cautiverio pueden vivir el doble de años.

Existen algunas poblaciones de osos pardos que se encuentran en peligro de extinción, por lo que su especie ha disminuido. Sin embargo, hay zonas en las que se hallan seguros y su hábitat natural es respetado.

Asimismo, las principales amenazas con las que cuenta esta especie es la caza furtiva, la destrucción del medio ambiente y los cambios climáticos.

Hábitat

Los osos pardos se encuentran ubicados entre la Península Ibérica y América del Norte. Los lugares que buscan estos osos para sus hábitats, son zonas que sean poco habitadas que no tengan muchos humanos en sus alrededores.

Los hábitats que prefieren los osos pardos son los bosques de abedules, pinos negros o silvestres, abedules y abetos. Los osos pardos extienden su territorio entre 1280  y 1600 kilómetros cuadrados para los machos y las hembras entre 58 y 225 kilómetros cuadrados, todo esto se debe a que estos animales no sirven para vivir en espacios que sean reducidos.

Reproducción

Por otro lado, los osos pardos obtienen la madurez sexual al tener entre 3 y 5 años, además son polígamos. Sin embargo, se aparean por temporadas ya que el celo lo tienen entre los meses de mayo y julio.

Luego del apareamiento la osa debe esperar una tiempo, ya que la implantación del óvulo es totalmente diferida, por lo que este se implanta en el útero, después de haber transcurridos unos meses luego del apareamiento.

Las osas pardas pueden dar a luz entre 2 y 3 cachorros por camada. Asimismo, cuando las crías nacen, lo hacen sin pelaje, ciegos y pesando entre 340 y 680 gramos.

Alimentación

Los osos pardos son omnívoros y carroñeros, por lo que son animales vegetarianos y sus dientes están adaptados para que puedan alimentarse de vegetales y animales. Además, cuando tienen la oportunidad consumen su alimento preferido que es la miel para complementar su dieta.

Su dieta está basada en comer bayas, hongos, brotes, pastos, frutas, musgos, insectos  y raíces, aunque algunas veces también consumen productos cárnicos como ciervos, ardillas, cabras de montañas, marmotas y caribús.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…