OSO MALAYO » Características, alimentación y reproducción


El oso malayo es la especie de osos más pequeños que existen. A pesar de que forma parte de la familia de los úrsidos, no posee ninguna relación cercana con cualquiera de las otras especies de osos en el mundo. Se encuentra en los bosques del sudeste asiático, principalmente en Malasia. En el siguiente artículo se mencionan algunos datos interesantes sobre este animal.

Características del oso malayo

La característica más resaltante de este oso es su larga lengua que mide entre 20 y 25 centímetros y la cual usa para poder alimentarse de los insectos o para extraer miel de los panales.

Como son osos pequeños su peso oscila entre los 30 y los 70  kilogramos en los machos y los 20 y 40 kilogramos en las hembras. Poseen un pelaje de color negro o Marrón oscuro y una característica mancha en su pecho, de color anaranjado que se asemeja a una herradura.

Sus orejas son muy pequeñas, su cola es poco visible y sus patas son más largas en comparación con la de otras especies. Además, tienen garras muy fuertes, curvas y largas, esenciales para poder trepar en los árboles.

Hábitat del oso malayo

El hábitat natural de esta especie es en los bosques tropicales del sudeste asiático, donde la temperatura puede ser de 25 a 30 grados centígrados y donde llueve durante la mayor parte del año.

Algunos lugares en donde habita este oso son en Malasia, Camboya, Birmania y Bangladesh. Igualmente una pequeña cantidad de estos osos habitan en países como Vietnam y China. Lamentablemente el hábitat natural del oso malayo se ha visto afectado por la desenfrenada deforestación.

Alimentación del oso malayo

Al igual que otras especies de osos, son omnívoros y dado el lugar en el que habitan su dieta anual puede consistir en solo frutas, bayas, néctar de flores, semillas y algunas verduras. Otra parte importante de su dieta son los insectos como las termitas y las hormigas.

Son grandes amantes de la miel por lo cual no dudan en usar sus largas lenguas para obtener el preciado néctar. Otros animales que forman parte de su alimentación son las aves, los roedores, pequeños reptiles como lagartijas y huevos.

Reproducción del oso malayo

Para esta especie de úrsido el proceso reproductivo puede ser durante cualquier época del año. Las hembras de esta especie suelen tener en 1 y 3 cachorros y el periodo de gestación es de 96 días.

Cuando nacen las crías pesan en promedio unos 300 gramos y están al cuidado de la madre durante el primer año de vida. Sin embargo, no es raro que el macho suela quedarse con la hembra durante los meses de gestación y ayude a encontrar alimentos para la hembra y para las crías que están por nacer. En ciertos casos, el macho también ayudara con la protección y el cuidado de las crías.

Durante el tiempo en el que las crías están con su madre, estos aprenden a trepar árboles y encontrar su alimento.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…