OSO POLAR » Características, Hábitat, Alimentación, Reproducción


Como bien sabes  nos encanta estudiar todo lo referente a los animales que ya estén o no en peligro de extinción para conocerlos más y tener un conocimiento amplio sobre ellos. En esta ocasión le daremos un espacio al Oso Polar, pues este carnívoro merece protagonismo al ser uno de los principales privilegiados que puede vivir durante las bajas temperaturas de frío increíble gracias a su organismo. No te pierdas este escrito, ponte un abrigo ya que en nuestro próximo destino habrá mucha nieve, hielo y ¡osos!

Características generales

El oso Polar, o como también es conocido por su nombre científico Ursus Maritimus (Oso Marítimo) se debe a que este además de soportar el exagerado frío de su hábitat es un nadador de primera donde pasa mayor parte de su tiempo de hecho, pues disfruta mucho de estar sumergido en las heladas aguas del Ártico, aquí ha vivido aproximadamente unos 120.000 años, así lo aseveran los especialistas, ya que alrededor de ese tiempo se han encontrado fósiles de estos animales.

Estos peludos amigos los podemos encontrar principalmente en Canadá, (o por lo menos el 60% de su población están ubicados aquí), también se les puede ver rondando en Alaska, Groenlandia, Siberia e incluso en la Isla de Wrangel. Desde hace años se cree que esta especie de oso viene siendo una mutación del pardo por el color blanco de su pelaje y el hábitat donde viven que es completamente distinta. Además sus orejas son un poco más pequeñas al igual que su cola a diferencia de los marrones.

El superdepredador del Ártico como le dicen algunos especialistas y personas que se han topado con estos grandes osos, aseguran que el polar entra en la lista como uno de los mamíferos (terrestres) más grandes del mundo hasta ahora. Un dato importante de resaltar es que sus patas son mucho más desarrolladas para caminar por la nieve e incluso el hielo sin problema, también para poder sumergirse y nadar largas distancias.

No obstante estos tienen el hocico más alargado y cuentan con una capa de grasa adicional a diferencia del oso pardo. Los machos pueden llegar a medir 2,6 metros, pesando al mismo tiempo unos 500 kilogramos, mientras que las hembras miden 2 metros y 250 kilos, pero cuando estas están embarazadas podrías llegar a pesar lo mismo que los machos. Su piel, debajo de ese gran pelaje blanco es negra, algo que lo ayuda a atrapar los rayos del sol para así evitar algún tipo de pérdida de calor durante el invierno.

Alimentación

Este es uno de los animales más carnívoros puesto que en su hábitat no crece mucha vegetación o plantas a su alrededor, excepto en algunas semanas especificas del verano. Se alimentan de las crías de foca, morsas, aves marinas y más. Los adultos fácilmente pueden llegar a alimentarse de unos 30 kilos de comida, estos no beben agua, pues es salada, así que para hidratarse beben la sangre de sus presas.

Reproducción

Esta se da entre los meses de abril y mayo, pero la hembra tiene la habilidad de guardar los óvulos fecundados, el término científico es implantación diferida, para que así las crías se desarrollen a partir de septiembre, pero durante los meses anteriores esta se dedicará a almacenar grasa. Las nuevas madres buscaran un refugio en invierno para dar a la luz, este lugar lo cavan ellas mismas en el hielo. Los bebes cuando nacen son ciegos, no tienen dientes y pesan unos 700 gramos, dependen de sus madres hasta los cinco meses que es cuando los enseñan a cazar.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…