Conecta con nosotros

Ecosistemas acuáticos: Qué son y clasificación.

Ecosistemas

Ecosistemas acuáticos: Qué son y clasificación.

Es bien sabido que el planeta siempre tuvo posibilidades de vida a partir del agua; cuando su origen se basaba en la Pangea; mientras que los gloriosos átomos de hidrógeno y oxígeno se unían para dar la vida a todas las especies.

Una vez que el planeta tomó el 70% en agua fue cuando se consolidaron lo que en la actualidad se conoce como los ecosistemas acuáticos.

¿Qué son los ecosistemas acuáticos?

Los ecosistemas acuáticos son aquellos entornos que se componen de seres vivos y elementos abióticos incluidos en un espacio marino en el que interactúan unos con otros y hacen del mismo; el ambiente ideal para su hábitat.

Los ecosistemas de este tipo no solo se presentan en aguas saladas como mares u océanos; sino que también se incluyen en aguas dulce. En ellas se encuentran diferentes tipos de especies animales y vegetales que dependen de la integridad del entorno acuático para subsistir en las mejores condiciones.

¿Cómo se clasifican los ecosistemas acuáticos?

ecosistemas acuáticos

Este tipo de ecosistema no es único; puesto que llegan a clasificarse en dos variedades.

Ecosistemas marinos
Ecosistemas de agua dulce

Marinos

Estos ecosistemas, se identifican por poseer en su integridad océanos, mares y marismas; siendo así los medios más estables que van acorde con el desarrollo de la vida; en relación con los que pertenecen a los ecosistemas terrestres de agua dulce; que aunque pueden estar allí por un tiempo determinado; no es su hábitat preferencial.

A pesar de que la vida nació del agua en el planeta desde hace miles de millones de años; hoy en día sigue siendo la fuente principal para el desarrollo de la vida y todas las acciones necesarias para subsistir.

El misterio radica en que hay una inmensa cantidad de especies que no solo están en las superficies de los mares y océanos, sino que también están aquellas que se encuentran en las intensas profundidades de estas aguas; respectivamente; muchas de las cuales no se han descubierto en su totalidad.

La luz, la fuente de vida y producción

ecosistemas acuáticos

Debido a la variabilidad de algunos aspectos, los ecosistemas marinos van difiriendo dependiendo de la zona; esto se debe a que dependiendo habrá altas o bajas temperaturas; así como unas áreas con mucha más salinidad hídrica que otras; situaciones que hacen que algunas especies sean compatibles para subsistir en este entorno, mientras que otras no y es entonces; donde tratarán de buscar las condiciones que su cuerpo considera aptas para la integridad y la vida.

En la superficie de los ecosistemas marinos la luz tiene una penetración máxima de solo 200 metros; haciendo que las plantas que se encuentren dentro de este rango de distancia puedan hacer el proceso de fotosíntesis dada la disponibilidad de rayos solares originadores de la luz natural.

No obstante, después que se sobrepasan los 200 metros desde la superficie, se conoce como región afótica; pues no hay disponibilidad de luz natural proveniente de los rayos solares y por ende; no hay procesos de fotosíntesis en las plantas de esta zona específica.

Especies que varían según las condiciones

Dentro del ecosistema acuáticos se incluyen especies totalmente marinas, es decir aquellas como ballenas; focas, tiburones y manatíes; así como todos los tipos de peces más los organismos pequeños que hacen parte del ambiente complementario del ecosistema, tales como plancton; algas y también los arrecifes coralinos.

En estos casos se debe tener en consideración que; al haber menos luz, por consiguiente hay menos producción primaria, repercutiendo en la limitación de nutrientes inorgánicos.

A pesar de ello; en pequeñas zonas de las profundidades se encuentran puntos de afloramientos que se desarrollan de forma espontánea y son las que en gran parte permiten que la cadena trófica entre las especies; logran conservarse independientemente de los eslabones y por tanto, son los puntos más recomendados para la pesca.

De agua dulce

A diferencia de las anteriores, los ecosistemas de agua dulce pertenecen a aquellos conformados por ríos; lagos, pantanos, lagunas, entre otros similares.

Cada uno de ellos mantiene su importancia en que contienen especies de todos los estilos y colores; por lo que hay una inmensa variedad faunística que determina la mantención de la cadena trófica en todos los eslabones; ciertamente.

A parte de los propios animales que pertenecen a las cualidades y características del agua; están aquellas especies de anfibios que son de ambos ecosistemas; tanto acuáticos como terrestres.

Además, dispone de un gran abanico de posibilidades en lo que respecta a vegetación; siendo en gran parte uno de los principales rasgos que identifica y señala auténticamente a este tipo de entornos naturales.

En cuanto a las especies animales de este ecosistema se sabe que alrededor del 41% de los peces en muchas variantes; logran encontrarse en este tipo de ecosistema. Del mismo modo; enlazando los ecosistemas terrestres con los ecosistemas acuáticos, al conocer que el 70% del planeta es agua; se describe que la mayor cantidad de ambientes naturales pertenecen a los ecosistemas de agua dulce.

¿Cuáles son los tipos de ecosistemas de agua dulce?

Lentico

Es el ecosistema reflejado en las aguas quietas tales como lagunas o humedales. Se diferencian 3 zonas las cuales se identifican como poco profunda; la cual está llena de calidez por los rayos solares, una zona intermedia en la que hay límites de alcance de la luz solar pero puede haber fotosíntesis y la tercera; la zona profunda que es la que comienza a ser fría pues la llegada de la luz solar es restringida.

Lótico

Son aquellos ecosistemas centrados en las aguas en movimiento constante; tales como son los ríos, arroyos y cañadas. En estos, el movimiento es lo que hace que las aguas se relacionen con la atmósfera, una vez que hacen contacto con la superficie en su superficie; haciendo así que en el fondo no varíe tanto, como sí sucede en los ecosistemas lenticos.

Por todo lo expuesto; es imprescindible conocer los detalles de cada uno de los ecosistemas acuáticos; pues de este modo se logra identificar cuáles son las especies animales compatibles con cada uno de ellos y al mismo tiempo el tipo de vegetación que reina en este medio ambiente natural.

Continue Reading
Haz click para comentar

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más en Ecosistemas

Arriba