Conecta con nosotros

Ecosistemas terrestres: Qué son y clasificación

ecosistemas terrestres

Ecosistemas

Ecosistemas terrestres: Qué son y clasificación

Los ecosistemas terrestres, tienen una importante representación en el planeta dado que es una gran parte de los ambientes que contiene el mismo; donde habitan tanto especies animales; como especies vegetales y seres humanos.

Por tanto, muchas de las especies van acoplándose a la especialidad de los hábitats. De forma que puedan hacer todas sus actividades; sin limitaciones y consigan adaptarse efectivamente.

¿Qué son los ecosistemas terrestres?

Estos ecosistemas representan el 20% de los ambientes presentes en el planeta Tierra y van asociándose tanto al suelo; como al aire. En estos entornos hay mayor probabilidad para vivir debido a que logran encontrarse muchos más alimentos y demás elementos compatibles con la vida.

Tanto los distintos animales como las especies vegetales en los ecosistemas terrestres van acoplándose efectivamente; según lo que requieran para subsistir y de ser necesario; también van incentivando a su organismo a tener cambios y así poder luchar con las adversidades que en ocasiones se pueden presentar de acuerdo con el medio ambiente.

En caso de no lograr adaptarse a los cambios que requieran hacerse; las especies pueden llegar a ir muriendo y con ello incluirse como especies en peligro de extinción teniendo muy pocas de ellas.

Lo importante que sobresale al momento de hablar de este tipo de ecosistemas es que tienen cierta dependencia de la humedad; la temperatura, así como la altitud y latitud; respectivamente. De este modo; los ecosistemas se ven encontrando más ricos en cuanto a humedad y temperatura, acoplando diferentes tipos de especies animales.

Por otra parte; también pueden clasificarse estos ecosistemas según la biodiversidad de los bosques; haciendo que se disminuya la cantidad de matorrales, herbazales y otros que no tienen nada, como son los desiertos.

ecosistemas terrestres

A lo largo de los años se han podido diferenciar los ecosistemas terrestres en varios tipos, los cuales son:

Desiertos
Bosques
Praderas
Selvas

Lo bueno de los ecosistemas terrestres es que no solo se encuentran en ambientes de tierra propiamente; sino que se incluyen tanto las especies que subsisten en el suelo; como también en el aire. En la totalidad de estos ambientes se van trazando zonas para vivir plácidamente y a la vez desarrollándose progresivamente.

Dependiendo de los factores abióticos referentes a cada uno de los ecosistemas terrestres; los animales y vegetales más los seres humanos que se identifican completamente viviendo allí dado a que su cuerpo lo permite.

Desiertos

Este ecosistema entre la clasificación de los terrestres constituye uno de los que presenta escasas lluvias, debido a que el contenido de vapor de agua es realmente bajo además de que tiene como principal característica; los cambios de temperatura drásticos en su totalidad.

Así mismo, las noches resultan extremadamente fríos debido a toda la escasez de agua que ronda su ecosistema y los máximos vientos que allí se forman; mientras que de manera contraria, lo que resulta mucho más caluroso son los días en su totalidad.

Tanto las plantas como los animales de esta zona viven adaptándose constantemente a los cambios que se van generando en el ambiente; por ejemplo como lo hacen los cactus con las plantas escasas de la zona.

Igualmente, las especies animales están acostumbradas a soportar dichas modificaciones a temperaturas extremos tal y como sucede con reptiles específicos; como son los lagartos y los insectos que habitan normalmente en estos entornos terrestres.

Bosques

Dentro de los ecosistemas terrestres del tipo bosques se caracterizan por ser completamente forestales y tienen la mayor proporción de masa de biósfera terrestre. Verás sus variaciones en cuanto a bosques de frondosas o de hojas anchas teniendo dentro de sí al grupo de la selva y del bosque seco; siendo estos bosques tropicales y subtropicales.

Estos ambientes con las selvas, son los ecosistemas que disponen de mayor densidad biológica dado a que cuentan con una precipitación y vegetación perennifolia. Dentro de estos ecosistemas también se incluyen bosques boreales o taiga; con una mayor extensión de superficie pero menor biodiversidad de especies.

Matorrales

ecosistemas terrestres

Son estos los ecosistemas que constan de una gran diversidad de arbustos o matorrales, las cuales son ese tipo de especies vegetales que disponen de plantas de pequeño porte como arbustos.

Estos pueden ser ambientes tipo arbusto, xerófilo o páramos cuando se trata de matorrales de montaña, que también se conocen como arbustos tipo frailejones. Se tratan de amplios ecosistemas llenos de humedad y con gran altitud; normalmente encontrados geográficamente en América; áfrica y también Nueva Guinea.

Son ecosistemas con especies determinadas y características exclusivamente de esa zona que las diferencian de otros ecosistemas terrestres variables.

Pradera

Las praderas se identifican como una importante zona de transición entre el bosque y el desierto. Por lo general, están ubicadas en el interior de los continentes; así como en altas latitudes. De igual forma presentan estaciones tanto calurosas como frías; teniendo épocas de lluvia mucho más frecuentes que en los desiertos.

También cuenta con zonas de pasto que es lo que mayormente identifica su tipo de vegetación; así como a las especies animales que se van acoplando a este tipo de entorno natural; sabiendo subsistir; desarrollarse y reproducirse.

Sabanas

Pertenecen al tipo de ecosistema terrestre basadas en praderas tropicales. Estas presentan bosques abiertos, así como suelos con pastizales. La pluviosidad suele ser de dos a tres veces menor que la del bosque tropical.

Igualmente, cuenta con estaciones secas y lluviosas. Su entorno está provisto de pocos árboles de floración anual pero también cuenta con pastos muy tupidos, manteniendo la cadena trófica en todas las especies de su alrededor.

Ecosistema modificado

Este tipo de ecosistema hace referencia a aquel que se genera con intervención y control del ser humano, respectivamente. Estos ecosistemas modificados pueden obtenerse tanto en medios urbanos, como en medios rurales de explotación, tales como los campos de cultivo, tala e incluso campos de minería.

En cuanto a aquellos ecosistemas artificiales, también son reconocidos como seminaturales determinando con ello, la creación de bosques, estanques e inclusive la introducción de nuevas especies dentro del entorno o el abandono de campos de cultivo que puede llevar al ecosistema a la desertificación.

Continue Reading
Haz click para comentar

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más en Ecosistemas

Arriba