DELFÍN » Características, Alimento, Origen, Hábitat, Especies, Reproducción


El delfín, llamado también delfín oceánico,  es un mamífero asombroso que forma parte de los cetáceos, y está considerado como uno de los animales con más inteligencia sobre los otros. Pertenece a la familia de los  Delphinidae y se ubica en el orden de los odontocetos (animales marinos con dientes) en este grupo también entran la ballena, el cachalote y la marsopa.

De igual forma, los delfines poseen un parentesco común con los platanistoideos, conocidos generalmente como delfines de río.

Durante un tiempo se supuso que los cetáceos provenían de una especie de placentario terrestre ya extinto, llamado mesoniquios, sin embargo, en la actualidad se ha podido evidenciar que los delfines tienen un pasado ancestral en los artiodáctilos. En el período miocénico, los odontocetos aparecieron en el planeta, y para ese entonces los delfines primitivos no eran muy diferentes a los ejemplares actuales.

Características

  • Generalmente, los delfines llegan a medir entre uno y nueve metros de largo.
  • Su peso oscila entre los 70 y 110 kilos.
  • El color de su cuerpo es grisáceo.
  • Debido a su cuerpo alargado estos animales suelen ser extraordinarios nadadores, y a través del orificio que tiene en la parte superior de su cabeza, son capaces de respirar fuera del agua.
  • Pueden llegar a profundidades de hasta 260 metros.
  • Gracias a la aleta caudal pueden desplazarse a gran velocidad debajo del agua, por otro lado, emplean las aletas pectorales para direccionar el movimiento, las pueden mover a su antojo.
  • Los delfines cuentan con un hocico delgado y alargado que puede contener de entre 20 y 50 piezas dentales, a éstas se les llama: dentición homodonta, ya que cada una de sus piezas dentales son exactamente iguales.
  • Suelen ser muy sociables, de espíritu juguetón y poseen mucha energía.
  • Gracias a su desarrollado cerebro que ha evolucionado de manera sorprendente a través de los años tienen la capacidad de entenderse y comunicarse entre ellos.
  • Tienen su propio vocabulario, por medio de estudios se ha comprobado que emplean frases compuestas acoplando sílabas y consonantes. Este vocabulario se basa en la emisión de diferentes tonalidades de sonido para decir lo que quieran.
  • Estos mamíferos son capaces de expresar entre ellos sentimientos de cariño, comunicar cuando están en peligro e incluso cuando necesitan ayuda para hacer algo en particular.

Reproducción

La reproducción de los delfines se fundamenta en dos etapas: el cortejo y el apareamiento, esta característica es frecuente en todas las subespecies. La ovulación de las hembras ocurre por lo general unas cuatro o cinco veces al año, pero esto puede variar dependiendo de la temperatura del agua, que tan bien se sientan en el hábitat donde estén y otras condiciones exteriores.

Los delfines suelen ser bisexuales y polígamos, por lo que no se atan de por vida con un ejemplar de su especie de género opuesto.

Como todo mamífero, los delfines copulan mediante la penetración del macho a la hembra, proceso que ocurre durante la primavera, doce meses después de la copulación, la hembra tendrá un período de gestación de 10 a 18 meses y dará solo una sola cría, posteriormente deberá esperar hasta dos años para concebir nuevamente.

Algo característico en los delfines durante la etapa reproductiva es que son muy respetuosos con ellos mismos, los más jóvenes dejan elegir a la hembra primero al macho jefe alfa sin llegar confrontaciones entre ellos. La longevidad de estos ejemplares es de 29 a los 60 años de edad.

Tipos

Actualmente se reconocen unos 46 tipos de delfines, todos ellos comprendidos dentro del suborden de los cetáceos odontocetos. Puesto que han existido hace más de 30 millones de años, se ha dado un proceso de especiación con variedades muy diferentes en anatomía, hábitat y comportamiento. A continuación mencionaremos los tipos de delfines más representativos dentro de esta familia de acuerdo a su género.

  • Delfín común costero, género: Delphinus capensis.
  • Delfín común oceánico, género: Delphinus delphis.
  • Delfín nariz de botella, género: Tursiops truncatus.
  • Delfín moteado, género: Stenella frontalis.
  • Delfín oscuro, género: Lagenorhynchus obscurus.
  • Delfín austral, género: Lagenorhynchus australis.
  • Delfín Blanco, género: albirostris Lagenorhynchus.
  • Delfín rosado, género: Inia geoffrensis.

Hábitat

Se puede considerar al delfín como un mamífero universal ya que vive en todos los mares de cualquier océano existente, a excepción de los océanos polares. Por ser animales tan inteligentes escogen vivir de manera social con otros de su misma especie creando poblaciones numerosas que llegan a superar los mil ejemplares por cada grupo. Los delfines también suelen ubicarse en zonas de ríos.

Sin embargo, existen los delfines oceánicos y los marinos, aunque en términos generales se trata de una especie que habita ampliamente el mundo, siempre está condicionado por necesidades básicas como la alimentación y la seguridad.

Se encuentra el delfín de río (platanistoideo), es muy común en las bocas de los ríos y cursos fluviales. Sin embargo, esta especie no vive en todos los ríos, si bien es normal hallarlo en regiones de la India tal como Ganges y en Sudamérica, específicamente en el Amazonas.

Alimentación

Entre los alimentos más habituales están peces pequeños y por norma general calamares, crustáceos de fácil digestión que devora fácilmente. También suelen ingerir bacalaos o arenques, caballa, sardinas, cangrejos. Comúnmente, animales pequeños que luego puedan digerir ya que no mastican la comida.

La ingesta diaria de alimentos de los delfines supone un consumo aproximado del 10% de su propio tamaño, por ser un animal muy inquieto, gastan bastante energía, es por ello que suelen ingerir peces y crustáceos de alto valor energético.

Por otro lado, las crías se alimentan únicamente de la leche que les suministra la madre, la cual contiene todos los nutrientes que necesita tanto en proteínas como en grasas. Posteriormente, a medida que la cría va creciendo, se alejará de su madre para buscar su propia comida.

Método de caza

Su principal alimentación es carnívora, son excelentes cazadores por lo que la captura de presas para poder alimentarse está a la orden del día. El sistema de caza de los delfines resulta muy interesante, son capaces incluso de cazar estando a más de 60 metros de profundidad, puesto que, a pesar de no existir luz, suelen guiarse por una técnica de geolocalización muy desarrollada que les permite inclusive detectar el tamaño de la presa.

Si por un lado, la orca acostumbra a golpear los bancos de hielo para desorientar y hacer que sus presas pierdan el equilibrio y hacer que caigan al mar, los delfines usan emplean métodos más prácticos e ingeniosos.

Por ejemplo, cuando hay un banco de peces, los delfines nadarán alrededor de ellos a cierta velocidad para hacer una especie de esfera, donde quedarán atrapados los peces sin poder salir. En distintos intervalos, cada uno de los delfines cruzará esta “esfera” para agarrar los peces que pueda, mientras los demás delfines continúan nadando alrededor.

Otra técnica empleada es aquaplanning, donde empujan a sus presas hacia aguas superficiales para poder allí someterlas sin ningún tipo de problemas. Otra maniobra de caza muy utilizada es la llamada cortina de lodo, esta técnica consiste en arrastrar a la presa hacia aguas superficiales, específicamente hacia las orillas donde se crea una cortina de lodo y ésta impide que la presa pueda salir o moverse fácilmente. El delfín es un animal con muchas habilidades y la caza es una de ellas.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 3,00 de 5)
Cargando…