ACCIDENTE NUCLEAR DE VANDELLÓS » Causas, Consecuencias

El 19 de octubre de 1989 se produjo el incidente nuclear más grave de la historia atómica de España: el accidente nuclear de Vandellós.

¿Qué ocurrió en la planta nuclear de Vandellós?, ¿cuáles fueron las causas y consecuencias de este accidente? En este artículo te lo explicamos.

La central nuclear de Vandellós

central-nuclear-vandellos

Vandellós I y Vandellós II conforman una central nuclear situada en la provincia de Tarragona, España.

Fue fundada en el año 1972, propiedad de la empresa hispano francesa HIFRENSA.

El accidente nuclear de Vandellos

accidente-vandellos

El 19 de octubre 1989, se produjo un incendio debido a un fallo mecánico que causó significativas consecuencias en varios sistemas encargados de refrigerar el reactor.

En la sala de turbinas se inició el fuego y poco a poco se fue extendiendo a los trenes de cables hasta quemar varias tuberías y lugares importantes de la planta.

El accidente fue clasificado en la Escala Internacional de Sucesos Nucleares (INES) como nivel 3, contando esta con 7 niveles.

Causas del accidente nuclear de Vandellós

El origen del incendio fue un fallo mecánico en las turbinas debido a unas fisuras de anclaje.

Entre las causas también se destaca que se produjeron varios errores al momento de apagar el fuego y muchos problemas de seguridad.

Postura de los ecologistas y las autoridades

Las denuncias llegaron pronto, ecologistas afirmaron y denunciaron que dichas fisuras pudieron haber sido detectadas a tiempo a través de los diferentes trabajos de mantenimiento.

Por su parte, el organismo regulador, el Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) aseguró que los dos turbosoplantes quedaron sumamente afectados.

Estos aparatos cumplían una función muy importante dentro de la planta para mantener las condiciones de seguridad.

Así mismo, el comité de la empresa destacó en diferentes oportunidades que siempre había la opción de utilizar el sistema de refrigeración del reactor en parada.

Con ese comentario se restaba importancia a la avería de los dos turbosoplantes.

Esta declaración se contradice con las investigaciones previas realizadas por CSN.

En esa investigación se destaca el fallo del sistema automático de control del nivel del tanque de suministro de agua de las bombas del sistema de refrigeración auxiliar.

El falló originó problemas en el funcionamiento del mismo, lo que desencadenó una situación muy desfavorable durante lo ocurrido.

El mismo organismo había recomendado años antes del accidente, una serie de cambios y medidas que se podían llevar a cabo para así evitar todo tipo de accidentes en la planta.

Es por ello que los ecologistas creen que si se hubieran llevado a la práctica dichos cambios, el accidente hubiera sido menos grave.

Un nuevo incidente

Una semana más tarde del accidente nuclear de Vandellós I se produjo una nueva avería provocada por un cortocircuito en un transformador auxiliar lo que originó una columna de humo.

Sin embargo, este suceso al parecer fue de menor importancia, pero también alarmó a los habitantes de la zona.

De hecho, muchos de los residentes trataron de salir rápidamente de sus hogares.

El incidente fue comunicado a Protección civil 35 minutos después de que ocurriera.

El CNS aseguró que esta avería no tuvo la menor importancia al encontrarse la señal parada.

Además indicó que el incidente había dado de que hablar debido al accidente principal, convirtiéndose en una señal de alerta.

También explicó que el incendio fue mucho menor y que pudo ser solventado por los mismos trabajadores de la planta, sin la necesidad de recurrir a otros organismos especiales.

De igual manera, el entonces gobernador civil de Tarragona no le dio mucha importancia al incidente e hizo un anuncio llamando a la calma de los habitantes de la zona.

Consecuencias del accidente nuclear de Vandellós

A pesar de que efectivamente se produjo un accidente nuclear en la planta Vandellós I y que dio de que hablar en ese entonces y aun hoy día, nunca hubo contaminación de zonas.

Además,  los trabajadores que se encargaron de las labores de recuperación de la central nuclear no fueron expuestos a radiactividad.

Asimismo, tampoco se esparció material radioactivo al exterior.

Sin embargo, años después de este accidente se han manifestado muchas críticas.

¿La razón? se afirma que es decepcionante la situación en la que los gobiernos se encuentran al seguir apostando por dichas centrales nucleares.

Por su parte, los gobiernos usan como argumento las ventajas que producen estas industrias.

Lo anterior a pesar de que los sucesos ocurridos se ocupen en demostrar una y otra vez los problemas a largo plazo que acarrean estas fuentes de energía.

Aunque no hayan ocurrido consecuencias graves, el riesgo de accidentes es sumamente elevado y preocupante.

Los movimientos ecologistas, plantearon que el accidente nuclear de Vandellós I es un buen motivo para intentar que el debate nuclear esté en las agendas políticas.

La razón es que el riesgo nuclear por sus características y consecuencias es un peligro latente para la humanidad del que que aún los gobiernos no logran darse cuenta ni aceptarlo.

Vandellós hoy día

En 1990, un año después del accidente principal de Vandellós, se le revocó la licencia de explotación a Vandellós I.

En el año 1997 comienza la primera fase de desmantelamiento que concluyó en el 2003.

Seguidamente, se inició lo que se considera la fase de latencia y en el año 2028, es decir, aproximadamente 25 años más tarde, se procederá a desalojar el cajón del reactor para liberar así completamente la central.

Durante este periodo de tiempo, el cajón del reactor se mantendrá cerrado, para así reducir la radiactividad del reactor nuclear.

En la actualidad Vandellós I se encuentra parcialmente desmantelada, solo la central nuclear de Vandellós II sigue operativa.