CONEJO GIGANTE DE FLANDES » Características, comportamiento y hábitat


¿En busca de una raza peculiar? sin duda el conejo gigante de Flandes es una de ellas; es tan impresionante su apariencia, que de toparse con una imagen suya en las redes sociales, podría incluso llegar a pensarse que se trata de una broma, y es que se trata de un conejo más grande que un perro. Veamos los pormenores de los intimidantes y a la vez  adorables criaturas.

Características

Como su nombre lo hace entrever, la principal característica del conejo gigante de Flandes es su tamaño; diferenciándose de cualquier otra raza, la anatomía de estos animales sobrepasa la estatura y peso promedio los conejos normales al alcanzar incluso los 18 kilos en los ejemplares más grandes. Adicionalmente se distinguen por:

  • Cuerpo que, visto desde arriba simula la forma de un cuadrado.
  • Cabeza de gran dimensión y papada bastante visible.
  • Largas orejas en forma de V que pueden alcanzar los 20 cm de longitud.
  • Tronco arqueado, patas con potentes músculos y cola corta.

Pelaje de los conejos de Flandes

Otra de las particularidades de la especie radica en los 10 posibles tonos que pueden presentar en su pelaje, siendo el negro, beige, azul, amarronado, blanco, gris claro y acero los más comunes.

Comportamiento

A grandes rasgos, se habla de una especie dócil y tranquila perfecta para animal de compañía por ser sociable con otras especies de la fauna. Sin embargo, es necesario enfatizar en la importancia de un proceso de socialización desde edades tempranas, ya que su timidez puede transformarse en reacciones agresivas cuando se siente amenazado.

Hábitat

Aunque el origen de la raza se sitúa en Europa, siendo exactos en la región de Flandes, en la actualidad el hábitat de la especie se ha extendido debido a su calidad de animal doméstico; aunque se hable de un animal perezoso que pocas veces se le ve saltar, es necesario su desarrollo en emplaces que le brinden el espacio suficiente para ejercitarse.

Alimento

El ritmo sedentario y pasivo del conejo gigante de Flandes obliga a tener especial cuidado al momento de alimentarlo. Es de entender que su dieta demanda cantidades superiores de comida respecto a las especies pequeñas, esto no significa que deban ofrecérseles raciones que sobrepasen las calorías que es capaz de quemar durante el día.

El menú recomendable para esta especie conejos ha de incluir un elevado contenido de proteínas y nutrientes; de la misma manera, es fundamental agregar a la dieta heno fresco y de calidad que contribuya a que su proceso digestivo transcurra adecuadamente; cabe acotar que suministrarle la presentación en polvo puede desencadenarle problemas respiratorios.

Cuidados

Adicional a la atención especial que debe tenerse a la hora de darles de comer, otro aspecto de relevancia para cuidado del conejo gigante de Flandes radica en las dimensiones de la jaula en la que se pretende que el animal viva. Su peso y tamaño demandan espacios amplios en los que pueda desplazarse sin mayor inconveniente; asimismo, es importante valorar que la misma sea lo sufrientemente grande no solo en lo horizontal para que camine, sino tan alta que impida el roce del techo con las orejas del conejo.

Domesticación

Como se comentaba al principio – y lejos de lo que podría suponerse con semejante tamaño – tener un conejo de Flandes como mascota es relativamente fácil, tanto así, que hoy en día, son muchos los programas con niños y enfermos que le incluye debido a su docilidad.

Del mismo modo, distintas federaciones y asociaciones se dedican a la crianza exclusiva de la especie, de manera que como cualquier otro animal, lo que tiene que imperar es el compromiso y responsabilidad para con ellos.

 

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…