LINCE IBÉRICO » Características, Hábitat, Que come, Reproducción, Peligro de Extinción


El lince ibérico es una especie de mamífero que pertenece a la familia de los felinos y además es endémico de la península ibérica.

Estos linces se caracterizan por tener una presencia imponente a pesar de ser pequeños en cuanto a su tamaño. Por otro lado, su pelaje es completamente moteado, sus orejas son puntiagudas y tienen al final de las mismas unos penachos que son de color negro.

Sin embargo, estos felinos tienen un dimorfismo sexual que es poco notable, ya que los machos pueden pesar unos 13 kilos, su altura es entre 40 y 50 centímetros, su pelaje es de color oscuro, mientras que las hembras son de una estatura inferior y pueden pesar alrededor de 9 kilos y su color de pelo es mucho más claro.

Por otra parte, los linces ibéricos cuentan con una visión agudizada, por lo que este animal puede llegar a observar a un ratón manteniendo una distancia aproximada de 70 metros. También sus oídos están desarrollados, ya que pueden distinguir el andar de su presa mientras se encuentra a gran distancia.

Asimismo, los linces ibéricos suelen ser solitarios, aunque en algunas oportunidades estos pasan a ser territoriales. No obstante, los linces ibéricos se encuentran en la lista de especies en peligro de extinción, y esto se debe a la caza furtiva que les hacen a estos animales.

Aunque actualmente las amenazas principales que posee el lince ibérico son los atropellos que le hacen, además de las enfermedades y la falta de alimento en sus hábitats.

Tipos de linces

Entre los tipos de linces se solía encontrar una gran variedad de esta especie en todo el mundo, aunque hoy en día solo se conocen cuatros de ellas, los cuales son:

  • Lince Ibérico
  • Lince Canadiense
  • Lince Rojo
  • Lince Euroasiático

Alimentación

Los linces son animales carnívoros, por lo que estos se alimentan principalmente de conejos, aunque cuando se encuentran en época de escasez, buscan otras presas como patos, roedores, aves pequeñas, cervatillos, boas y ovejas.

Estos felinos varían las presas con las que se alimentan dependiendo de la época del año en la que se encuentren.

Reproducción

La época en la que los linces ibéricos se aparean es entre los meses de enero y febrero. Estos felinos la mayoría de su tiempo son solitarios, aunque durante su época de reproducción suelen mantenerse con su pareja.

Los linces ibéricos hacen sus madrigueras en lugares que ellos consideren seguros y que estén escondidos para alejarse de los depredadores, entre los terrenos que buscan están los troncos de árboles.

El periodo de gestación tiene una duración de 65 a 72 días, por lo que la hembra da a luz entre los meses de marzo y abril. Generalmente, tienen entre 1 y 4 cachorros por camada. Asimismo, luego de que los cachorros nacen, la hembra espera 4 semanas para cambiar de madriguera.

Por otro lado, cuando los cachorros cumplen dos meses, ya pueden acompañar a su madre a cazar. Asimismo, entre los 7 y 12 meses los cachorros ya pueden independizarse y así realizar por sí solos la cacería de sus presas.

Hábitat

Los linces ibéricos se encuentran mayormente en los bosques y los matorrales mediterráneos, que están ubicados en zonas totalmente restringidas dentro de la península ibérica, así como también en algunos lugares dentro de España y Portugal.

Asimismo, en Portugal se están realizando diversos esfuerzos para recuperar el hábitat de los linces ibéricos, que se encuentra en la Reserva natural de la Sierra de la Malcata.

También se pueden localizar sus hábitats en lugares reservados dentro de Montes Toledo Orientales, Doñana, Sierra de San Pedro, Sierra de Gata, Sierra Morena Central y Occidental.

Los hábitats de los linces ibéricos cuentan con montes bajos para que descanses, así como también con una buena cantidad de presas, en especial conejos con los que los linces podrán mantenerse activos y con suficiente alimento.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…