Conecta con nosotros

Desertificación del ambiente: Qué es, causas y consecuencias

Medio ambiente

Desertificación del ambiente: Qué es, causas y consecuencias

Cuando se piensa en la degradación ambiental; automáticamente se viene a la mente un entorno solitario y es justamente eso lo que va sucediendo cuando los ecosistemas comienzan a ser parte de la desertificación; un proceso que conlleva a la degradación de muchos tipos de zonas del medio ambiente.

¿Que es la desertificación?

El proceso de desertificación se refiere a la degradación constante y persistente de todos los entornos de la superficie terrestre; dejando un ambiente totalmente seco producido por distintas variaciones climáticas; así como también por una gran cantidad de actividades generadas por el hombre.

Este fenómeno que sucede a los hábitats; se presenta generalmente en todos los continentes a excepción de la Antártida; afectando de este modo la vida de todas las personas que viven cerca de tierras secas de origen; pues se va agravando la situación entre los individuos que pasan a vivir en este tipo de ambientes carentes de humedad.

La Convención de las Naciones Unidas de Lucha contra la Desertificación; se encarga de definir este proceso como la degradación o degeneración de aquellas tierras pertenecientes a las zonas áridas; así como también a las zonas semiáridas y subhúmedas que van resultado de muchos tipos de factores predisponentes para esta condición.

Y tiene más cambios…

Por su parte, se tienen en cuenta otro de los cambios naturales como lo es la degradación de tierras; proceso que se define como ese que conlleva a la reducción de la productividad tanto biológica como económica de la zona afectada, por ello es tan importante emplear un desarrollo sostenible que evite cambios en nuestro medio.

Cada uno de los servicios dados en los ecosistemas; pertenecen a todos esos beneficios que el hombre ha podido aprovechar desde tiempos antiguos; en ellos se incluyen las cosechas; los forrajes y materiales de muchas utilidades como la madera.

Es en las tierras secas, que estos servicios no se encuentran con abundancia; esto debido a la limitación que implica la escasez de agua; así como por el uso excesivo y los cambios de clima de forma repentina.

La disminución de cada uno de estos elementos naturales; es el aspecto que supone que las tierras secas empeoren con respecto al resto de sistemas; ya que son las áreas de la naturaleza más vulnerables a progresar a la desertificación, con todo lo que esto va acarreando por sí mismo.

Actualmente está entre el 10% y el 20% de los territorios áridos se encuentran en gran parte degradados y lo peor; es que hay más probabilidades de empeoramiento por la carencia de medidas protectoras que hace perder el bienestar de todos los seres vivos.

Causas de la desertificación

desertificación

Así como en la mayoría de las condiciones ambientales; en la desertificación también existen tanto las causas que crea el hombre con sus actividades; así como las causas naturales que conllevan a la misma desventaja, la desintegración y desertificación de la tierra.

Causas dadas por el hombre:

Sobrepastoreo

Este es la forma excesiva en la que se tratan de conservar las cabezas de ganado en una determinada área; esto lo que provoca es que la vegetación sea completamente arrancada y pisada por estos tipos de animales; sin que se pueda reponer ni siquiera con el paso del tiempo.

El suelo desprovisto de vegetación, como lo es el pasto hace que esta superficie tenga muchas más probabilidades de ser erosionada; tanto por el agua como por el viento. Es una de las causas principales hechas por el hombre que ha conseguido dejar muchas áreas del mundo desertificadas.

Mala utilización del suelo y del agua

Al hacer el riego con agua provista de sales en zonas áridas y cálidas; todo el suelo se va guiando y termina salinizándose; impidiendo el crecimiento de la vegetación  y facilita con el tiempo la erosión del suelo completamente.

Tala de árboles

La deforestación, esto es, la tala de los árboles, así como la minería a cielo abierto; hace que la cubierta protectora de todo el entorno natural se deteriore por completo; sin que haya probabilidad de que se reponga cuando ha sido arrastrada tanto por las lluvias como por el viento consecuente de la tala frecuente de árboles.

Compactación de los tipos de suelo

Al utilizar las maquinarias pesadas, la acción que ejerce el agua en los tipos de suelos que se encuentran desprovistos de vegetación provocan un tipo de suelo endurecido que se compacta impidiendo el crecimiento de cualquier tipo de raíces, así como la filtración de agua y con ello la absorción de nutrientes.

Incendios forestales

Son los incendios que se provocan de manera accidental; pero generados en primera instancia por los hombres; al no tener precaución con la basura, así como también por el abandono de los campos dejando matorrales inflamables con los rayos del sol.

Causas naturales 

Cuando hay tiempos de sequía, las zonas que se limitan con los desiertos pasan a ser zonas desérticas con mayor facilidad; a causa simplemente de los detalles geográficos que hacen parte de una naturaleza árida.

Consecuencias de la desertificación

desertificación

Erosión del suelo

Con la erosión provocada por la desertificación, hay disminución de la producción; haciendo que quienes vivan en regiones cercanas; así como también va generando el deterioro del ambiente de forma irreversible. Es esto lo que genera la pobreza rural y con ello se obliga a los campesinos a trabajar la tierra con mucha más dedicación para conseguir sus propios productos y no llegar al fatalismo.

Migraciones

Las migraciones suceden puesto que los jóvenes al ver la baja productividad en todas esas tierras; deciden migrar a los centros urbanos para mejor calidad de vida y no depender de una situación crítica para sobrevivir de acuerdo a sus patrones familiares y culturales.

Degradación de la vegetación

A medida que comienza la desertificación; la pérdida de vegetación, así como de las demás especies empieza a tener lugar en dicho entorno, especialmente por haber una reducción de la cubierta vegetal y de todos los componentes que permiten la vida en el ambiente.

Desertificación del suelo

Con este fenómeno, el suelo comienza a tener cambios físicos así como también cambios químicos y biológicos asociado a la pérdida de nutrientes entre cada uno de ellos; imposibilitando la estabilidad para todos los seres de ese sitio.

Aumentan las erosiones eólicas

Con el progreso del suelo hacia la desertificación, dentro de las consecuencias importantes que se tienen en consideración es el aumento de fenómenos como las tormentas huracanadas, así como remolinos que pueden variar en intensidad. Así mismo, se van presentando exposiciones radiculares y formación de dunas a partir de la variación del suelo.

Se incrementa la erosión hídrica

A medida que la desertificación avanza en los suelos afectados o en los límites desérticos, hay mayores probabilidades de remoción, así como del desmoronamiento del suelo, lo que consigue formar pedestales de rocas y también de plantas con acanaladuras, cárcavas, entre otros tipos de suelos no viables, característicos del desierto.

Degradación de las aguas superficiales

Lo que ocurre con la desertificación es que se van diversificando los cursos de aguas superficiales hasta llegar a la última consecuencia experimentada en la degradación completa, haciendo mucho menos óptima las condiciones de estos tipos de suelos.

Con todas estas consecuencias, el primer aspecto que se pone en evidencia de los suelos desérticos es el incremento de las sales sobre él, actuando la degradación acentuada en su estructura y en su poca productividad.

 

Haz click para comentar

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más en Medio ambiente

Arriba