LEOPARDO» Características, Hábitat, Qué come, Tipos y Reproducción


En el mundo de los grandes felinos, el leopardo viene a ser uno de los más pequeños, pero no te dejes engañar por su tamaño, ya que es igual de feroz y carnívoro como sus emparentados leones, pantera, tigre, entre otros.

Este mamífero es del género Phantera y proviene de la familia de los félidos. El leopardo también es llamado pantera parda.

Características

  • Los leopardos son de estructura ósea muy fuerte, los machos pueden llegar a pesar entre 31 y 91 kilogramos, mientras que la hembra, entre los 22 y 60 kilos.
  • Miden entre 91 a 166 centímetros, y su cola entre los 60 y 110 centímetros.
  • Su piel es muy suave y poseen manchas marrones en el cuerpo, éstas suelen ser de tamaños y distribución distintos, y se les conoce como “rosetas”.
  • Sus patas suelen ser más pequeñas en comparación a otros felinos.
  • Desarrollan velocidades de hasta 36 millas por hora por tiempos cortos.
  • El leopardo tiene mandíbulas tan fuertes que puede subir a un árbol sujetando una presa.
  • Estos animales pueden alcanzar los diez metros brincando en el aire y aproximadamente seis metros saltando hacia adelante.
  • Les gusta muchos el agua y con mucha frecuencia suelen estar en ella, además son expertos nadadores.
  • La parte estomacal de este felino es de color blanco con manchas marrones oscuras o negras.
  • A diferencia de los otros felinos, el leopardo se amolda más rápido a su propio entorno.
  • El leopardo es un animal muy enérgico, por lo general se mantiene activo la mayor parte del día. Por ejemplo, las hembras, aun estando con sus crías, sale a cazar varias veces al día.
  • La mayoría de las veces el leopardo caza de noche, lo hace de forma muy silenciosa.
  • Hay leopardos que presentan melanismo, es decir, una pigmentación oscura del pelaje y la piel. Este fenómeno se presenta en al menos un 6 % de la población de leopardos. El resultado de este melanismo son las conocidas panteras negras.
  • Al leopardo se le suele confundir con el jaguar, la diferencia es que éste es más grande, su cabeza es más redonda y extensa, mientras que sus ojos y oídos son más pequeños.

Hábitat

El leopardo habita en Asia y África y se les puede observar en sabanas, bosques, montañas y praderas, sobre todo en aquellos lugares donde haya presas para cazar, agua, un territorio amplio, y sitios para poder esconderse. Este felino se adapta muy rápido a distintos ambientes,  por eso es fácil encontrarlo en otras regiones; tales como: China, Rusia, Malasia, Corea, entre otras.

Algo muy curioso en estos felinos es que, aunque casi siempre prefieren retirarse y evitar enfrentamientos, los machos suelen pelear con frecuencia cuando ven amenazado su territorio. Estas batallas son por lo general son muy sangrientas donde alguno resulta gravemente lastimado. Los leopardos escupirán a su contrincante como un método de ataque. El perdedor se retira y desde ese momento no se acercará más ni luchará por esa área.

Sólo en algunas ocasiones, cuando esto sucede, las hembras más jóvenes se acercarán para lamer al leopardo herido, esto lo hacen como una muestra de afecto y solidaridad.

Alimentos

La alimentación de los leopardos es estrictamente carnívora, entre sus botines favoritos se encuentran los animales ungulados, entre ellos antílopes, gacelas, impalas, cebras, ñus, entre otros. Pero también puede alimentarse de reptiles, monos pequeños, insectos, etc. y además es un oportunista, suele robarse las presas de los guepardos y de las hienas.

Son cazadores nocturnos, prefieren hacerlo de esa manera para evitar que otros animales roben sus presas. Durante el día suelen dormir bajo alguna sombra, sobre vegetaciones frescas, o en ramas altas de los árboles. Los sentidos de vista y oído están muy desarrollados en este felino, éstos le permiten ser muy meticuloso al instante de cazar.

Por otro lado, y aunque parezca increíble, los leopardos favorecen las poblaciones de animales herbívoros con la captura de presas, ya que por el frecuente pastoreo las áreas verdes se reducirían velozmente.

Reproducción

Como todo proceso reproductivo felino, se inicia por el cortejo. Cuando la hembra está en celo que, con frecuencia es por siete días varias veces al año, suele andar frente al macho haciendo movimientos con la cola, en ese momento comienza el apareamiento. La gestación tendrá una duración de entre 90 a 105 días, donde nacerán de entre uno a seis cachorros. En caso que la hembra pierda a sus crías, entrará en celo nuevamente. Se estima que la hembra detienen su reproducción luego de los ochos años de edad.

Estos pequeños gatitos pesarán sólo un kilogramo al nacer, y mantendrán sus ojos cerrados por unos siete días. Indefensos al nuevo ambiente, la madre cuidará de ellos de forma muy dedicada. Para mantenerlas lejos de los depredadores, serán escondidas por su madre, en cuevas, matorrales, entre otros. Mientras la hembra está de caza suele dejar sopla a la cría por más de 34 horas.

Pasados 15 días, los cachorros aprenderán a caminar y la madre dejará de amamantarlos aproximadamente a los tres meses. Éstos se volverán independientes cuando hayan cumplido 20 meses de vida.

Una característica favorable de las crías leopardo es que,  al cumplir las primeras seis semanas de vida, ya serán capaces de subir a los árboles, destreza que irán mejorando con el paso de los días.  Y las madres podrán adoptar a otros cachorros siempre y cuando estén emparentados.

Tipos de leopardos

Se dice mucho sobre la existencia de varios ejemplares de leopardo, siendo así que la especie (Phantera Pardus) abarca 13 subespecies, pero varias de ellas ya se consideran descartadas para ser integradas en otra subespecie. Todo este proceso ha derivado, según especialistas, en la existencia de al menos nueve subespecies generalizadas con ese mismo término (Panthera Pardus), entre ellas:

·        Leopardo africano (Panthera pardus)

Es la subespecie más habitual en territorio africano. Suele ser más grande y pesada que la subespecie de leopardo asiático.

·        Leopardo de Indochina (Panthera delacouri)

Esta es una subespecie de leopardo originaria del Sudeste Asiático. Su tono de  piel es más oscuro debido al melanismo.

·        Leopardo de la India (Panthera fusca)

Esta subespecie abarca zonas  del subcontinente indio. Se estima una población de entre 6 y 10 mil ejemplares.

·        Leopardo de Amur (Panthera orientalis)

Esta subespecie se distingue de las demás por tener un pelaje más largo y un tono de piel más dorado. Se considera en peligro de extinción.

·        Leopardo de Java (Panthera melas)

Estudios científicos consideraron este felino como una “nueva” subespecie de leopardo.

·        Leopardo de Sri Lanka (Panthera kotiya)

Esta subespecie es una de las más reconocidas en todo el mundo. Se le considera en peligro de extinción.

·        Leopardo de Arabia (Panthera nimr)

Es uno de los tipos de leopardos más llamativos por su color de piel. Según investigaciones, en el mundo hay al menos unos 250 ejemplares. Se les considera en estado crítico de extinción.

·        Leopardo de Persia (Panthera saxicolor)

Este felino es uno de los más grandes de todas las subespecies. Puede llegar a pesar hasta 75 kilos, con una medida de 158 cm.

·        Leopardo chino del norte (Panthera japonensis)

Esta subespecie de leopardo es una de las más solitarias, se le ve muy poco en la naturaleza. Suele hacer su hogar en las montañas y praderas.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…