FOCA » Características, Reproducción y Peligro de Extinción


Las focas son unos mamíferos que forman parte de la familia de pinnípedos marinos, por lo cual están totalmente adaptados de manera natural a vivir la mayor parte de su tiempo dentro del agua.

Asimismo, las focas también son conocidas como Phocidae o fócidos. Además, la familia de los pinnípedos se divide en tres subfamilias las cuales son los otáridos, los odobénidos y los fócidos.

Por otro lado, las focas son capaces de vivir tanto fuera del agua como dentro de ella. Estos mamíferos no poseen pabellón auditivo y sus extremidades posteriores no son muy funcionales en cuanto a su desplazamiento por el suelo, ya que las mismas están orientas hacia atrás.

Sin embargo, sus extremidades si son muy útiles dentro del agua, por lo que le dan una agilidad y velocidad inigualable. Del mismo modo, las extremidades de las focas son lo que las diferencias de otras especies como lo son los lobos marinos y los osos marinos.

Los cuerpos de las focas marinas son alargados, por lo que es especialmente para nadar. Sus extremidades delanteras son planas y cortas y generalmente las usan como aletas, ya que para caminar no son muy indicadas. Las extremidades traseras tienen una posición completamente estable hacia atrás.

Las focas cuentan con un pelaje corto y denso cuando llegan a la adultez, aunque hay algunas especies de focas que no poseen pelo.  Asimismo, el pelaje no es que les ofrece la protección térmica a las focas, sino la capa de grasa gruesa que tienen debajo de la piel, que generalmente representa un cuarto del peso de estos mamíferos.

No obstante, las focas tienen una cabeza ancha, grande y redonda, su hocico es corto y los orificios nasales que tienen estos mamíferos son en forma de V.

Las focas son pequeñas en cuanto a su tamaño, por lo que pueden medir entre un metro y medios a dos metros aproximadamente y pueden pesar alrededor de 100 kilogramos. Mientras que las hembras son más pequeñas tanto en peso como en tamaño, ya que no alcanzan los dos metros de longitud y su peso de hasta 80 kilogramos.

De esta manera, las focas poseen una esperanza de vida que varía dependiendo de su género, es decir, que los machos pueden vivir entre 25 a 30 años y las hembras pueden llegar a vivir hasta los 40 años.

Por lo general, cuando las focas se encuentran dentro del agua mantienen un comportamiento completamente distintos a cuando están fuera de la misma, ya que mientras están en el agua ellas se mantienen solas alejadas uno de los otros, pero cuando están en tierra conforman grupos pequeños que están compuestos por focas que sean de ambos sexos y de distintas edades.

De este modo, para mantener cierta distancia entre ellos, las focas hacen movimientos agresivos como por ejemplo gruñidos, golpes con la cabeza y movimientos con sus aletas.

Hábitat

Las focas suelen estar habitadas en las zonas costeras que conforman gran parte de todo el mundo, excluyendo las zonas tropicales ya que en estas hace mucho calor para que estos mamíferos puedan habitar el lugar.

Además, estos mamíferos marinos se encuentran distribuidos por distintas zonas e inclusive pueden hallarse en zonas que son cálidas y como mucho sol. Pero por lo general, la mayoría se encuentra en diferentes zonas de la Antártida.

Igualmente, las focas pueden sobrevivir en temperaturas que son muy bajas gracias a capa gruesa de grasa que tienen debajo de la piel, pero a su vez esto dependerá según su especie.

Por otro lado, las focas no son una especie migratoria, por lo que siempre se encontraran en un mismo lugar. Las zonas que buscan por lo general, son con corrientes que no sean muy fuertes como por ejemplo las bahías o las desembocaduras de los ríos.

Reproducción

En cuanto al apareamiento de las focas, los machos empiezan a llamar la atención de las hembras mientras ellos comienzan a dar vueltas y a su vez van desprendiendo una hormona que atrae a las focas hembras.

Sin embargo, las hembras desarrollaran un huevo que se encontrará protegido en su útero y así mismo ellas producirán más hormonas, esto hará que ellas se sientan completamente atraídas por los machos.

De esta manera, solo los machos dominantes tendrán el derecho de poder aparearse con las focas hembras. También, los machos son capaces de quedarse sin comida para evitar que otro macho se aparee con la hembra que se encuentra en su zona.

El periodo de gestación de las focas hembras es de nueve meses, cuando ya ha transcurrido este tiempo nacerá el cachorro, pero antes la hembra volverá al territorio de reproducción.

Cuando ya han nacido los cachorros, las madres los alimentaran con leche materna durante el primer mes, a su vez ellas estarán atentas de sus crías y los enseñarán.

Luego del primer mes de vida las focas hembras dejaran a sus cachorros solos para que aprendan por si mismos a cazar y a sobrevivir con su instinto.

Alimentación

Las focas son animales carnívoros por lo que su alimentación es muy variada y equilibrada ya que consume una gran cantidad de distintos peces. Además, la comida que más consumen son caballa, lenguados y arenques.

Asimismo, ellos atrapan a estos animales con sus dientes que tienen un gran tamaño, por lo que los consumen enteros. Suelen cazar su comida dentro del agua y a parte de los peces también atrapan pulpos, mariscos y calamares.

Las focas localizan las presas que cazaran con mucha falibilidad, esto se debe a que utilizan sus oídos sensibles y sus bigotes para ubicarlos. Sin embargo, estos mamíferos no ingieren agua sino que lo hacen por medio de los alimentos que consumen.

No obstante, las focas consumen una gran cantidad de comida diariamente, lo que es aproximadamente 5% de su peso corporal y además eso equivale a 5,5 kilos de comida por día.

Peligro de extinción

Tanto las focas comunes como toda su especie se encuentra en peligro de extinción. Las focas presentan distintas amenazas en cuanto a su entorno natural, así como también por cada una de las acciones de los humanos.

En caso de que las focas se extinguieran completamente, detrás de ellas también podrían desaparecer otras especies que se alimentan de las focas, por lo que es importante que cada una de las colonias de focas que queden debe aumentar su población y fortalecerse.

Sin embargo, debido al calentamiento global han ido desapareciendo muchos de sus hábitat y a su vez también se teme por estos mamíferos ya que debido a la caza furtiva de sus crías para obtener las pieles han hecho que la extinción de las foca se acerque cada vez más.

Entre las amenazas naturales que poseen las focas se encuentran los depredadores como lo son las ballenas o los tiburones blancos, pero muchas de las especies de estos mamíferos no tienen ningún tipo de depredador ya que sitúan su hábitat en lugares muy fríos.

Del mismo modo, el principal depredador de las focas son los seres humanos ya que son un grave problema debido a que han destruido sus hábitats, los dejan sin alimentos y además las cazan para conseguir su piel y venderla o para obtener su grasa.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 4,50 de 5)
Cargando…