ÁGUILA IMPERIAL ORIENTAL » Todo lo que debes saber


El águila imperial oriental es una poderosa ave que se encuentra en el territorio de Europa, África y Asia, y que destaca por la tonalidad mayormente marrón de su plumaje y los viajes migratorios que realiza.

A lo largo de este artículo te contamos todo lo que debes saber para que conozcas mejor a esta impresionante águila.

Características principales del águila imperial oriental

El nombre científico del águila imperial oriental es Aquila heliaca, un ave rapaz que a simple vista es parecida al águila real pero que es más pequeña que esta.

Su tamaño va desde los 72 hasta aproximadamente 83 cm de longitud, siendo la hembra la más grande, llegando a pesar unos 4,5 kg mientras el macho alcanza unos 2,5 kg. En cuanto a la envergadura de sus alas la hembra supera los 2 metros, pero el macho raras veces alcanza esta cifra.

Su plumaje es mayormente de color marrón, siendo este más oscuro en el cuerpo y las alas, en sus hombros tiene algunas plumas blancas, en la nuca y otras partes del cuerpo el color se va volviendo más claro, mientras que su cola es negro intenso e incluye una delgada línea que lo separa del color marrón del resto del cuerpo.

Sus ojos son grandes y de color amarillo, su pico afilado es gris con la punta negra, sus patas son amarillas y sus garras están recubiertas casi totalmente por plumas.

Dónde vive

Al águila imperial oriental se le puede encontrar en Europa, el norte de África y parte de Asía; específicamente habita desde Europa central y meridional hasta el sur de Rusia, en todo el noroeste de la India, el norte de Pakistán, Mongolia y Siberia central.

Aunque prefiere vivir en zonas bajas, anidando en las ramas o copas de los árboles, también ha aprendido a crear su nido en zonas altas y rocosas lejos del contacto con los seres humanos.

Sin embargo es un ave migratoria que vive donde el clima le sea favorable. Es por esto que en invierno se trasladan a sitios más cálidos para pasar la temporada, viajando hasta 8,000 km en seis semanas.

De qué se alimenta

El águila imperial oriental se alimenta mayormente de conejos y otros mamíferos, pero también puede hacerlo de reptiles de mediano tamaño e incuso de peces si es necesario, aunque esto último es poco común. Aunque en alguna ocasiones puede llegar a alimentarse de carroña no es lo más habitual y lo hace solo en casos extremos.

Cómo se reproducen

Tal como ocurre en el resto de las águilas, el águila imperial oriental tiene una sola pareja y solo se busca otra si la primera fallece. Cuando encuentra pareja aproximadamente a los cuatro años de edad, entre ambos deciden cual nido utilizar, el de él o el de ella, generalmente para esta decisión toman en cuenta las condiciones de cada uno que le permitirán poner, cuidar y alimentar a sus polluelos.

La hembra pone unos 3 huevos que son incubados durante 40 y 45 días, cuando nacen los polluelos generalmente es el primero de ellos el que sobrevive. Entre los dos y tres meses de nacidos comienzan a volar libremente cerca del nido, y ya para invierno son expertos voladores.

Amenazas

Tal como ocurre con otros animales es la acción humana la principal amenaza para el águila imperial oriental, pues ha ido destruyendo el hábitat natural con la construcción de carreteras, deforestación, urbanización de zonas boscosas, contaminación y caza ilegal.

Sin dejar de lado la acción indirecta sobre el águila, esto es cuando los afectados son las fuentes de alimento del águila, en ese caso disminuye el numero de estos y las posibilidades de alimento del ave. Todo esto ha hecho que hoy día el águila imperial oriental esté en peligro de extinción.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…