PEZ BETTA » Características, Alimentación, Reproducción


El pez betta (Betta Splendens) es también conocido como pez luchador de Siam.

Aunque fue descubierto por primera vez en el sudeste asiático en campos de arroz,  son también populares en Tailandia, Vietnam, Camboya y Laos.

Características del pez betta

Los peces betta cuentan con una boca inversa que les permite fácilmente alimentarse de la superficie del agua.

La disposición de su boca también les permite respirar tomando aire por sus branquias durante momentos breves fuera del agua así que no se asustan si se acercan a la superficie.

Por consiguiente, si llegan a estar en un lugar donde la cantidad de agua sea baja pueden sobrevivir por períodos cortos y si están humedecidos son capaces de inhalar el aire que les cerca.

Las dimensiones del pez betta son mayores en el macho que en la hembra, respectivamente miden 7 y 6 cm.

Sus aletas son igual que su tamaño llegando a ser más extendidas y con más color las de los machos, aunque las hembras también tienen variedad de colores. En ambos casos las tonalidades pueden ser verde, rojo y azul.

Como son peces agresivos no pueden vivir en conjunto con otros de su misma especie ya que tienden a pelear.

Sin embargo, las hembras son más dóciles y pueden vivir con otros peces sin ningún problema.

Los machos pueden vivir con otros peces de diferente especie siempre y cuando no sean muy coloridos porque de ser así ellos pueden llegar a confundirlos con otros peces betta y atacarlos.

En promedio su esperanza de vida ronda los cuatro o cinco años.

Hábitat del pez betta

Como dijimos antes son naturales de Asia, pero es muy común tenerlo en hogares de todo el mundo.

Pero para tenerlos en una pecera es mejor que estén solos ya que como te comentamos, a ellos les gusta pelear con otros peces de la misma especie.

El pez betta no requiere de mucha cantidad de agua para su supervivencia, aunque si deseamos que tenga una mejor vida es mejor que esté en aguas profundas con temperaturas de 26 grados.

SAi el agua está por debajo de los 24 grados puede causarle la muerte.

Alimentación del pez betta 

La alimentación del pez betta es variada porque, aunque son omnívoros pueden alimentarse como si fueran carnívoros.

Las escamas son un alimento que pueden consumir pero no debe ser lo principal en su dieta.

También comen crustáceos e insectos como mosquitos, gusanos, artemia y otros.

Sus hábitos alimenticios son variados aunque si los tenemos en casa podemos darle alimentos caseros como vegetales cocidos.

Igualmente, podemos elaborar papillas de origen animal, escamas y verduras.

Reproducción del pez betta

Para comenzar el acto reproductivo el pez betta se dirige a hacer un ritual de cortejo para la hembra.

Empiezan a engrandecer sus aletas como una actitud presumida y si a la hembra  le interesar, oscurecerá su piel y aparecerán rayas verticalmente rectas.

Luego que ya han cortejado, el macho procede a colocar sus aletas como si fueran brazos y así la hembra se producirá la fecundación.

La hembra pone sus huevos, se retira y es el macho quien emprende la vigilancia.

La hembra se retira ya que el macho puede llegar a ponerse un tanto agresivo.

Antes de la reproducción el pez betta ha construido un nido con burbujas de diferentes tamaños y grosor.

Si decidimos tener peces betta en nuestras casas, es necesario que la pareja se conozca de antemano.

Porque de no ser así el macho tratará a la hembra como una entrometida y la atacará.

Para evitar esto podemos dividir la pecera en dos con una lámina transparente para que ambos puedan visualizarse sin tener contacto; luego que se conozcan ya podrán ser juntados.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…