MORDEDURAS DE SERPIENTES » Datos, Efectos, Prevención


Cuando hablamos de mordeduras de serpientes nos referimos a contusiones que ocasionan heridas penetrantes causadas por los enormes colmillos de uno de estos animales.

Las serpientes venenosas son la causa de un inmenso número de muertes y lesiones alrededor de todo el mundo, por lo tanto debemos tener suma precaución con ellas.

Datos interesantes sobre las mordeduras de serpientes

  • Al año se producen al menos 2.5 millones de mordeduras venenosas, lo que origina alrededor de 125.000 muertes aproximadamente, aunque el número puede llegar a ser mucho mayor.
  • Por lo general las mordeduras de serpiente se dan en la mano, en la pierna o en algún pie.
  • Los niños son los que tienen el mayor riesgo de muerte debido a su pequeño tamaño.
  • El número de muertes por mordeduras de serpientes también depende de la ubicación geográfica.
  • El continente africano concentra la mayor cantidad de muertes ocasionadas por la mordedura de alguna serpiente.
  • Cerca de 25 especies de serpientes venenosas son nativas de los Estados Unidos, estas son conocidas como “crótalos”, que incluye la cascabel, mocasín, cabeza de cobre y serpientes de coral.
  • En un 25% de las mordeduras de los crótalos el veneno no logra inyectarse.
  • Por lo general, mueren niños y adultos que no pudieron ser tratados a tiempo.
  • La cascabel es responsable de aproximadamente el 70% de las mordeduras venenosas y de las muertes por esta causa que se producen en Estados Unidos.
  • El resultado luego de una mordedura de serpiente depende de numerosos agentes, como cuál es la especie de serpiente, cuál es la zona del cuerpo afectada, qué tanto veneno inyectó la serpiente y cuál es el estado de salud que mantiene la víctima.

Efectos de una mordedura

Debemos estar plenamente conscientes de que las mordeduras causadas por serpientes no venenosas también pueden causar lesiones y consecuencias muy graves.

Esto debido a las laceraciones que son causadas por los afilados colmillos de la serpiente, o asimismo por una infección.

Algunos de los síntomas que se sienten al recibir una mordedura de serpiente son las nauseas, la diarrea, desmayos, dolor de cabeza y vómitos, además de tener la piel fría y húmeda.

El veneno de la gran mayoría de los crótalos puede ocasionar en el individuo cambios en sus células, impedimento de la coagulación de la sangre y lesión de los vasos sanguíneos.

Esto puede llegar a ocasionar hemorragias internas, insuficiencia renal, respiratoria y cardíaca.

El veneno de la serpiente coral es neurotóxico, y esto afecta gravemente al sistema nervioso.

Algunas cobras pueden escupir el veneno en los ojos de su depredador, y esto de inmediato causa un severo dolor y además instantáneamente trae consigo la ceguera.

Cómo prevenir una mordedura de una serpiente

Las serpientes ante cualquier movimiento en falso podrían sentirse amenazadas o asustadas, y es cuando son más propensas a morder.

En cualquier momento, independientemente de la especie, un topetazo con una serpiente siempre será muy peligroso, por lo tanto se recomienda alejarse lentamente de ella.

Cuando se trate de un encuentro directo, se debe permanecer sumamente quieto e inerte.

Si la serpiente aún no se mueve del lugar o no ha huido, es realmente importante irse alejando con moderación y calma.

También debe evitarse a toda costa aquellas serpientes que parecen que están muertas.

La razón es que algunas de ellas pueden colocarse boca arriba y sacar la lengua para engañar a sus depredadores y luego atacar.

Las recomendaciones de primeros auxilios ante la mordedura de algún tipo de serpiente, depende de las especies que habitan en cada en una de las regiones.

Debido a que los tratamientos que son eficaces para alguna especie pueden ser ineficaces otras.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…