SERPIENTES MARINAS » Características, Alimentación, Reproducción


Existen especies de serpientes que destacan entre todas las demás ya sea por su belleza, características y su grandiosa agilidad, y este es el caso de las denominadas serpientes marinas.

Las designadas serpientes de mar o serpientes marinas, son también llamadas científicamente “Hydrophiinae” y componen una subfamilia de serpientes venenosas pertenecientes a la familia Eapidae.

Estas serpientes que pasan toda su vida en medios marinos, han evolucionado de antepasados terrestres, pero casi todas han podido adaptarse a una vida totalmente acuática.

De hecho, algunas no pueden moverse estando en tierra, excepto las que pertenecen al género “Laticauda” que aún tienen características de sus antepasados que les permiten desplazarse en tierra, aunque por muy poco tiempo.

Características de las serpientes marinas

Algo increíble de las serpientes marinas, es su cola en forma de remo, la cuál les ayuda a mejorar su capacidad para nadar ágilmente.

Además, han sido capaces de comprimir lateralmente los órganos lo que hace que se parezcan mucho a una anguila.

A pesar de que están adaptadas para vivir en medios acuáticos, estas serpientes no poseen branquias.

Tienen que subir a la superficie por cortos periodos de tiempo para poder respirar, aunque pueden aguantar hasta 5 horas bajo el agua.

Las serpientes adultas crecen hasta 150 cm de longitud, pero existe la especie denominada “Hydrophis spiralis” que pueden llegar a alcanzar hasta 3 metros de longitud.

Tienen una cabeza pequeña, con unos ojos igualmente pequeños con pupila redonda, la mayoría tienen ventanas en la nariz, específicamente ubicadas en la región dorsal.

Son totalmente indefensas y débiles en tierra debido a que no poseen escamas ventrales.

Muchas especies poseen alrededor de su cuerpo una especie de bandas o anillos de colores, esto les ayuda a camuflarse.

Sus pulmones son tan grande como casi todo la longitud de su cuerpo, esto les ayuda al momento de flotar.
Se sumergen a más de 46 metros.

La coloración de su piel es muy variada, desde colores brillantes hasta los más opacos.

Algo que sin duda nos sorprende de la serpiente marina es el hecho de que posee unas glándulas especiales que son capaces de recoger el exceso de sal de la sangre.

Estas glándulas las podemos encontrar por debajo de su lengua, y cuando estas chasquean la lengua, están sacando toda la sal en el océano.

Veneno

A este grupo de serpientes marinas, pertenecen las especies que contienen unos de los venenos más potentes que existen.

De hecho, su veneno es 2-10 veces más tóxico que el de una cobra y contiene neurotoxinas, las cuales causan una parálisis respiratoria.

Hábitat de las serpientes marinas

Las serpientes marinas habitan en aguas costeras y cálidas del océano Índico y del océano Pacífico.

Por lo general estarán en aguas cálidas, pero cuando el agua se calienta demasiado toman rumbo a aguas mucho más frías.

Alimentación de las serpientes marinas

Su alimento principal son las anguilas, aunque también ingiere todo tipo de peces.

Además, la alimentación depende de la especie, ya que las “gambas” prefieren comer crustáceos y moluscos, mientras que otras preferirán comerse los huevos de los peces.

Reproducción de las serpientes marinas

Esta especie es exageradamente agresiva cuando está en época de apareamiento.

Sacando a las especies pertenecientes al género “Laticauda” las serpientes de mar son ovovivíparas.

Las serpientes nacerán vivas en el agua y ya al nacer son bastante grandes. En cuanto a las pertenecientes al género “Laticauda” estas pondrán sus huevos en tierra, por lo tanto son especies ovíparas.

Amenazas a las serpientes marinas

Estas serpientes son muy fácil es de cazar, pues son atraídas por la luz.

Los seres humanos buscan cazar serpientes marinas por sus órganos, su carne o su piel,  sin embargo no se encuentran en peligro de extinción.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…