¿Qué es el desarrollo humano?


El Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), introdujo al mundo la medida del “desarrollo humano” y puso la tarea a los países del mundo de ayudar a sus ciudadanos a alcanzarlo. Pero ¿qué es el desarrollo humano?

Desarrollo humano ¿Qué es?

El mismo PNUD lo define como “la libertad de desarrollar todo el potencial de cada vida humana —no solo el de unas pocas ni tampoco el de la mayoría, sino el de todas las vidas de cada rincón del planeta— ahora y en el futuro.”

Comprende entonces la creación de un entorno en el que las personas puedan desarrollar su máximo potencial y llevar adelante una vida productiva y creativa de acuerdo con sus necesidades e intereses.

Desde esa perspectiva el propósito es crear un ambiente propicio para que las personas, tanto individual como colectivamente, puedan desarrollar todos sus potenciales y contar con una oportunidad razonable de llevar una vida productiva y creativa conforme a sus necesidades e intereses.

Esto no tiene que ver con el manejo de dinero o el que una persona tenga más que otra, sino más bien se relaciona con el alcance del potencial de una persona y que esta pueda vivir en condiciones dignas, tenga acceso a los servicios y pueda ejercer sus derechos plenamente, entre estos la salud, educación, vivienda, alimentación, trabajo, y otros.

En fin, está estrechamente relacionado con la calidad de vida y el bienestar de la persona, más allá del poder monetario y material que esta posea.

Son los gobiernos los que deben idear estrategias que permitan alcanzar ese desarrollo y para ello diseñan políticas públicas que buscan abarcar a toda la población.

Es por esto que en los países con un alto nivel de desarrollo se procura hacer esto desde la educación infantil, el fortalecimiento de su sistema educativo ha traído como consecuencia un elevado nivel en sus habitantes.

¿Cómo se mide el desarrollo humano?

Las Naciones Unidas consideran que para que exista desarrollo humano se deben cumplir una serie de condiciones, entre estas que las personas tengan una vida larga y saludable, conocimiento, acceso a recursos que les permitan tener una vida decente, libertades política, de acción, expresión, social, económica y cultural, derechos humanos, civiles y políticos garantizados, seguridad, capacidad de producción, empoderamiento, dignidad, sentido de pertenencia y sustentabilidad.

Pero el desarrollo humano también abarca la formación de un mejor ciudadano, un ciudadano ejemplar que asuma el cumplimiento de sus deberes y manifieste cualidades como el respeto, tolerancia, responsabilidad, solidaridad, honestidad y el cuidado del ambiente, por mencionar algunos.

Se comprende entonces que lo más importante es el ser humano, y en medida que este sea mejor ciudadano se hará una sociedad más justa, y el país podrá alcanzar el tan anhelado desarrollo económico y social.

Desarrollo económico y desarrollo humano

De acuerdo con el PNUD el propósito del crecimiento económico debería ser enriquecer la vida de la gente.

De manera que el diseño de políticas económicas debe ocurrir en un contexto de sostenibilidad para lograr mantener altos y excelente niveles de actividad productiva, generando oportunamente suficientes empleos bien remunerados, mayor igualdad en la distribución del ingreso y reducción de la pobreza, aumento de la participación y la democracia, se promueva el rescate de la identidad y la disminución de la discriminación cultural, el aprovechamiento racional de los recursos y del ambiente, propiciando de esta manera el desarrollo humano de las futuras generaciones.

Son fundamentales los cambios de políticas macroeconómicas, cambios estructurales en la relación del Estado, el sector privado y la sociedad civil, con el objeto de evitar fugas de capitales e impulsar la inversión privada y del crecimiento económico del cual se obtengan riquezas que distribuidas de manera equitativa puedan aportar en la disminución de la pobreza.

El desarrollo humano es el eje central de la actividad humana y el crecimiento económico es un medio fundamental para impulsarlo. Pero, al mismo tiempo, los logros en materia de desarrollo humano pueden contribuir de manera decisiva al crecimiento económico.

En consecuencia se crea una sinergia entre el crecimiento económico y el desarrollo y dos cadenas recíprocas: una de ellas va del crecimiento económico al desarrollo humano. Por un lado los recursos provenientes de los ingresos nacionales se asignan a actividades que contribuyan al desarrollo humano, impactando de forma positiva en este.

El crecimiento promueve el desarrollo humano a medida que la base de recursos se amplía, en tanto que un mayor desarrollo humano genera más crecimiento a medida que una población más sana y educada contribuye a mejorar el desempeño económico.

Y por otro el crecimiento económico puede ser afectado positivamente por el mejoramiento en el desarrollo humano, porque en la medida que la gente goza de mejor salud, mejor nutrición y nivel de educación mejora el crecimiento económico.

No hay duda alguna de que existe una firme relación recíproca entre ambos. Por una parte, el crecimiento económico proporciona los recursos que permiten mejorar ininterrumpidamente el desarrollo humano; por la otra, el mejoramiento de la calidad de la mano de obra contribuye de manera importante al crecimiento económico.

En consecuencia, la vinculación existente entre ambos, muestra claramente que una economía que se encuentre en un espiral ascendente de desarrollo humano y crecimiento económico, estos se reforzarán mutuamente con niveles altos de desarrollo humano que llevan a un crecimiento elevado, y a un alto crecimiento económico que, a su vez, estimula aún más el desarrollo humano.

Índice de desarrollo humano

El PNUD elabora un indicador llamado índice de desarrollo humano, el cual busca medir este insicador en los países. El mismo propuso una mirada distinta a la tradicional, que ponía más atención a las variables económicas (PIB, balanza comercial, consumo energético, desempleo, etc.), insistiendo en la necesidad de incorporar otros elementos en la medición del desarrollo humano.

La visión que sustenta esta medición es que el desarrollo es un proceso por el cual una sociedad mejora las condiciones de vida de sus ciudadanos a través de un incremento de los bienes con los que puede cubrir sus necesidades básicas y complementarias y crea un entorno en el que se respeten los derechos humanos de todas las personas.

A mayor cantidad de opciones, habrá mayor desarrollo humano; a menor cantidad de opciones, obviamente será menor. Desde esta óptica, el desarrollo humano se percibe como una forma de medir la calidad de vida de las personas en el medio en que se desenvuelven.

Para lograr una medición basada en esta visión se construyó un índice ponderado con tres variables fundamentales, que son:

1. Salud: medida según la esperanza de vida de la población.
2. Educación: medida por la tasa de alfabetización de adultos y la tasa bruta combinada de matriculación en educación primaria, secundaria y superior, así como los años de duración de la educación obligatoria.
3. Riqueza: medida por el Producto Interno Bruto (PIB) per cápita en dólares internacionales.

Con estos datos y las mediciones aportadas por cada país, el PNUD prepara un informe anual mundial donde analiza tendencias, identifica problemas y compara países y regiones. El informe divide los países en cuatro grandes grupos de desarrollo humano: muy alto, alto, medio y bajo.

En resumen, el desarrollo humano implica mejores condiciones para todos los ciudadanos y está estrechamente ligado con el desarrollo económico de una nación.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…