¿Qué es la sostenibilidad ambiental?


El medio ambiente es vital para los seres humanos pero este último en su afán de industrialización, urbanización y de obtener múltiples recursos para su consumo ha impactado de manera negativa en él. Sin embargo, esta realidad quiere revertirse, por eso se habla más a menudo de la sostenibilidad ambiental.

Pero ¿de qué se trata la sostenibilidad ambiental? ¿Qué se puede hacer para preservar el ambiente? Lo veremos en este artículo.

¿A qué llamamos ambiente?

Antes de hablar de sostenibilidad ambiental es necesario estar claros de qué es el ambiente.

La definición más simplista y conocida sobre le ambiente es la que indica que el ambiente es todo lo que nos rodea.

Sin embargo, una definición más formal es la del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) quien lo define como el conjunto de factores naturales, sociales, económicos y culturales que rodean al hombre.

En todo caso, la definición más simple y la más elaborada dejan claro que el ambiente es lo que está alrededor del hombre, del cual él no es parte intrínseca, sino el agente que lo aprovecha por derecho y superioridad.

¿Qué es la sostenibilidad ambiental?

La sostenibilidad ambiental es el equilibrio que se genera a través de una relación armónica entre el ser humano y la naturaleza que lo rodea y de la cual es parte, y que este tipo de relación perdure a lo largo del tiempo, es decir, sea sustentable.

Implica promover el desarrollo económico y alcanzarlo pero sin amenazar, afectar ni degradar el ambiente, es decir, el impacto en el ambiente debe ser mínimo. De esta manera no se comprometen los recursos naturales tanto para las generaciones presentes como para las del futuro.

Esta política involucra el fomento de una cultura ambiental que haga posible que las personas sean conscientes del impacto ambiental de sus actividades y tiene como prioridad, la implantación de medidas que aseguren la prevención, y cuando esto no sea posible, la disminución del impacto en el medio ambiente derivados de las actividades, productos y servicios de las industrias y de las actividades cotidianas del ser humano.

¿Qué se busca con la sostenibilidad ambiental?

Como ya se ha comentado, la sostenibilidad ambiental busca proteger el entorno donde se desarrolla el hombre y minimizar en el mayor grado posible el efecto o impacto de las actividades del ser humano en él.
Pone especial interés en el cuidado del agua, el uso racional de la energía y los combustibles, y la reutilización de los recursos.

Veamos como se puede lograr cada uno de estos aspectos.

Consumo de agua

Si hay un elemento imprescindible para la vida humana es el agua, sin embargo, los habitantes de muchos países del mundo, en especial en los países subdesarrollados, sufren de la escasez de este preciado líquido y muchos otros en caso de tener acceso a ella es posible que esté muy contaminada.

La sustentabilidad ambiental plantea que para cuidar el agua se debe hacer un uso razonable de la misma siendo esta una premisa fundamental; y evitar que a las fuentes de agua lleguen residuos contaminantes.

Frente a la escasez, el ahorro debe ser considerado como una premisa fundamental en la conducta del hombre y de las industrias.

Entre las medidas que se recomiendan o que se pueden tomar para hacer uso responsable del agua están la reparación de grifos, válvulas o tuberías que goteen, la instalación de dispositivos que limiten su presión para disminuir el gasto innecesario y en la medida de lo posible reutilizar el agua en otros procesos en los que no se necesite agua limpia.

Consumo de energía

En estos tiempos de sobrepoblación e industrialización la energía también es un bien escaso, y sin embargo cada día se requiere más.

De ahí que es imperioso el uso de nuevas fuentes de energía que tengan menos incidencia en el ambiente, por ejemplo, la eólica y la solar, en sustitución de la hidroeléctrica y termoeléctrica.

Sin embargo, sin importar la fuente de energía con la que se cuente,como siempre es vital tener una cultura de ahorro energético y hacer uso responsable de la misma. Esta será siempre la mejor de las opciones.

En este sentido, es recomendable tomar medidas para obtener mayor eficacia energética en los procesos que se realizan en empresas, industrias, oficinas y por supuesto en viviendas.

Entre las cosas que se pueden hacer están el uso de bombillas de ahorro energético porque estas consumen menos energía que las bombillas convencionales y tienen una vida útil mayor.

También es importante cuando no se estén utilizando, apagar los equipos y aparatos que consumen electricidad, aprovechar la luz y ventilación natural y utilizar el aire acondicionado y la calefacción sólo en caso de ser necesario, evitando pérdidas de temperatura cerrando puertas y ventanas, por mencionar solo algunas de las medidas que se pueden tomar.

Consumo de combustible

El mundo podría enfrentarse en unas décadas no muy lejanas a una crisis por la falta de combustible, por lo que debemos apostar por un uso más racional de este.

Las acciones que se pueden llevar a cabo para minimizar el consumo de combustible, incluyen mantener y revisar adecuadamente los vehículos, fomentar el uso compartido de vehículos especialmente para miembros de una familia y optar por la caminata, la bicicleta o el transporte público para ir a distancias cortas.

Todo esto dirigido a que se utilice menos el vehículo, el consumo de combustible disminuya y al mismo tiempo se contamine menos el ambiente.

Reciclado y reutilización

El reciclaje sigue siendo una de las mejores estrategias para disminuir el impacto ambiental y contribuir a su mantenimiento, sin embargo en muchos países aún no existe la cultura del reciclaje, la gente prefiere usar y tirar.

Para promover el reciclaje y reutilización se deben instalar contenedores de reciclaje de materiales en lugares de fácil acceso y con una clara señalización de su localización y del material que debe depositarse en cada uno de ellos y luego aprovechar los residuos generados y si es posible darles un nuevo uso.

El ecoturismo y la sostenibilidad ambiental 

El ecoturismo o turismo ecológico se ha vuelto cada vez más popular y comúnmente se relaciona con el cuidado del ambiente.

Se le considera como un turismo basado en la naturaleza, que busca comprender la cultura y la historia natural del entorno, cuidar de que no se altere el ecosistema y ofrecer oportunidades económicas que hagan que la conservación de los recursos naturales resulte útil para las comunidades locales.

A diferencia del turismo como tradicionalmente se le conoce, al cual poco le importa su impacto en el ambiente, el punto central del ecoturismo es disfrutar pero de forma amigable con el ambiente, en otras palabras, hacer turismo responsable y tratar en la medida de lo posible de no alterar de ninguna manera el entorno social y cultural del sitio que se visita, para de esta forma proteger las zonas naturales visitadas.

Como se ve el ecoturismo se relaciona con la sostenibilidad ambiental porque hace referencia a actividades turísticas a la vez que se promueve o cuida el medio ambiente, por ejemplo, se ofrece hospedaje en lugares que cuiden el entorno y se informa en cuanto a la conducta apropiada en relación con el ambiente.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…