Paraísos fiscales y su efecto en la economía


Casi todo el mundo reconoce que los impuestos benefician a la comunidad, sin embargo, hoy día es posible evadir el pago de los mismos, siendo el crear empresas en uno de los paraísos fiscales o abrir cuentas bancarias en ellos la forma más común de hacerlo .

En ocasiones, en las noticias se informa que a un determinado país o territorio se le considera paraíso fiscal o que se ha descubierto que algún político tiene cuentas o propiedades en ese país. Pero ¿Qué es un paraíso fiscal, qué efectos tiene en la economía mundial y cuales países o territorios lo son?

¿Qué son los paraísos fiscales?

El término paraíso fiscal se aplica a aquellos países que tienen regímenes fiscales especiales, leyes flexibles y niveles de tributación bajos o inexistentes para atraer la inversión extranjera.

Por eso, cualquier persona sin importar su país de origen o residencia puede abrir una cuenta de manera anónima en una institución bancaria de uno de estos países o registrar una empresa sin muchos requisitos ni pérdida de tiempo.

Precisamente este anonimato sumado a que todas las operaciones, incluyendo los intereses devengados de las cuentas bancarias, incrementos del patrimonio y cualquier actividad comercial; estén libres de impuestos, hacen que los paraísos fiscales sean atractivos para personas de todo el mundo, especialmente para políticos, empresarios, deportistas, músicos y actores.

Estos países o territorios no se preocupan por la procedencia y el destino del dinero que se utilice en las transacciones, pues solo le interesa que el dinero entre a su región porque de esta manera mejoran su economía y sus habitantes pueden disfrutar de una mejor calidad de vida.

Además, como no han suscrito convenios de doble imposición internacional, o si los han suscrito son escasos, no están obligados a ceder o intercambiar información con otros países aunque estos la requieran en los casos de que un ciudadano del país sea acusado de tener cuentas en paraísos fiscales, de esta manera ofrecen a empresas y ciudadanos protección del secreto bancario y comercial.

Características de los paraísos fiscales

Para que un país o territorio sea considerado un paraíso fiscal debe cumplir con un grupo de características que son determinantes, entres estas:

  •  No exigen impuestos a las actividades comerciales, bancarias y tributarias, y en caso de que se impongan estos no son reales.
  • Cuentan con una infraestructura jurídica, contable y fiscal que facilita el movimiento de dinero y bienes.
  • Las operaciones carecen de transparencia.
  • No comparten e intercambian información fiscal de quienes tienen cuentas o empresas registradas en el país con otros países del mundo.
  • Para abrir una cuenta o registrar una empresa no se exige que la persona o la empresa estén o desarrollen actividades dentro de su territorio.
  • No se controla ni interesa el origen y destino de los fondos empleados.
  • Tienen dos sistemas tributarios: uno para los residentes del país y otro para los extranjeros, sin embargo, ambos coexisten sin inconveniente.

El efecto negativo de los paraísos fiscales

La existencia de paraísos fiscales alrededor del mundo está relacionada con los niveles de pobreza de muchos países subdesarrollados, pues el anonimato facilita el blanqueo de capitales obtenidos por actos de corrupción y otros delitos monetarios.

Estas acciones contribuyen a aumentar la crisis financiera en los países pobres. Sin dejar de lado que imposibilitan la recaudación arancelaria, y este dinero que podría emplearse por ejemplo, en infraestructura, o programas sociales, no ingresa al país.

Además, debido a que estos países ofrecen mayores libertades y facilidades para el manejo de los capitales, el resto de los países tiene dificultades para atraer el capital e inversiones a su territorio, teniendo que competir con otros países que están en la misma situación.

Esta competencia en ocasiones lleva a la reducción de tributos a las empresas y para recuperar esta pérdida de dinero se recurre al aumento de impuestos a los ciudadanos, siendo los más pobres los más afectados. Finalmente todo se reduce en la paralización del crecimiento económico del país.

Paraísos fiscales por regiones

Al día de hoy no se ha logrado realizar un único listado de paraísos fiscales, sin embargo, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) incluye 35 países o territorios en la lista que elaboran, estos países son los que se indican a continuación.

África

Islas Mauricio, Liberia, Seychelles.

América

Anguila, Antigua y Barbuda, Antillas Neerlandesas, Bahamas, Barbados, Bermudas, Dominica, Islas Caimanes, Islas Malvinas, Islas Turcass y Caicos, Islas Vírgenes Británicas, Islas Vírgenes de EE. UU, Jamaica, Montserrat, San Vicente y las Granadinas, Santa Lucía, Trinidad y Tobago.

Asia

Bahrein, Brunei, Emiratos Árabes Unidos, Hong Kong, Islas Marianas, Jordania, Líbano, Macao, Omán, Singapur.

Europa

Andorra, Chipre, Gibraltar, Isla de Guernsey, Isla de Jersey, Isla de Man, Liechtenstein, Luxemburgo, Malta, Mónaco, San Marino.

Oceanía

Islas Cook, Islas Fiji, Islas Salomón, Nauru, Vanuatu.

Paraísos fiscales famosos

En la lista de paraísos fiscales hay países que destacan por ser más conocidos o brindar mayores facilidades, en este caso ponemos como ejemplo 2 de ellos.

Islas Caimán

Esta isla ubicada en el caribe y dependiente del Reino Unido tiene una de las economías más sólidas del Caribe. Quien la escoge como base de sus negocios no tiene que pagar absolutamente nada, no tiene tratado de doble imposición con ningún país y las cuentas no son auditadas, lo que garantiza una completa confidencialidad.

Bahamas

Bahamas es un conjunto islas del Caribe, dependientes del Reino Unido, al igual que las Islas Caimán; cuenta con una legislación y tributación favorable para los inversores extranjeros, quienes al igual que los ciudadanos de la isla no pagan impuestos sobre los ingresos personales, y adquisiciones de capital.

Además, se protege el derecho a la confidencialidad de los clientes de los bancos. Cualquier extranjero puede comprar una propiedad en las islas sin ningún tipo de restricción.

Las empresas extranjeras que buscan establecerse pueden hacerlo bajo la forma jurídica de Compañía Internacional de Negocios, de esta manera no tienen que pagar el impuesto de sociedades y están exentas de pagar impuestos sobre propiedades durante 20 años desde la fecha de la constitución de la sociedad.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…