Desarrollo organizacional ¿de qué se trata?


Las organizaciones de hoy, enfrentan un ambiente dinámico de cambios cada vez más acelerado, que exige de ellas y de su personal, adaptaciones constantes. Las corporaciones exitosas del futuro se parecerán muy poco a las corporaciones que ahora conocemos.

Estamos en el umbral de una revolución global, la cual repercute en dramáticos cambios fundamentalmente en los trabajos, los negocios, la administración y la estructura de las organizaciones.

En medio de este panorama ¿Qué hacen las empresas hoy día para reconducirse y persistir? La clave está en el desarrollo organizacional.

¿Qué es una organización?

Las organizaciones son organismos que cuentan con una estructura y en las que se realizan operaciones diversas para lograr metas y objetivos, por medio de la administración de recursos, humanos, materiales y tecnológicos.

Además, se le entiende como una agrupación destinada a coordinar el trabajo de varias personas, mediante el establecimiento de tareas, roles o labores definidas para cada una de ellas.

Por lo tanto la organización consiste en ensamblar y coordinar los recursos humanos, financieros, físicos, de información y otros, que son necesarios para lograr las metas, y en actividades que incluyan atraer a gente a la organización, especificar las responsabilidades del puesto, agrupar tareas en unidades de trabajo, dirigir y distribuir recursos y crear condiciones para que las personas y las cosas funcionen para alcanzar el máximo éxito.

Desarrollo organizacional

Ahora que sabemos qué es una organización podemos hablar del desarrollo organizacional, entendido este como una repuesta al cambio, una compleja estrategia educativa cuya finalidad es cambiar las creencias, actitudes, valores y estructura de las organizaciones, en tal forma que éstas puedan adaptarse mejor a nuevas tendencias, mercados, retos y al ritmo vertiginoso del cambio mismo.

También, es un esfuerzo incesante de la gerencia que se vale de todos los recursos de la organización especialmente del recurso humano, para hacer sostenible y funcional a la organización en el tiempo.

De igual forma, una de las definiciones más aceptadas indica que el desarrollo organizacional se refiere al esfuerzo que se hace desde la gerencia para perfeccionar la organización, aumentar su eficiencia y eficacia y el desarrollo mutuo y bienestar de los miembros de la institución, mediante intervenciones en los procesos fundamentales de la organización

Objetivos del desarrollo organizacional

¿Cuáles son los principales objetivos del desarrollo organizacional? a continuación los resumimos:

  •  Mejorar la competencia interpersonal.
  • Crear sistemas orgánicos en vez de sistemas mecánicos.
  • Integrar y armonizar los intereses de los individuos con los objetivos de la organización.
  • Fomentar valores más humanos y democráticos y estimular las emociones y sentimientos de las personas.
  • Descentralizar y delegar para lograr la distribución del poder en la empresa.
  • Precisión y claridad de objetivos y un efectivo compromiso con ellos.
  • Desarrollar la educación continua.
  • Desarrollar la capacidad de autoanálisis.
  • Obtener informaciones sobre las realidades organizacionales.
  • Crear un clima de receptividad para reconocer las realidades organizacionales que permitan diagnosticar y solucionar problemas.
  • Establecer un clima de confianza, entre los miembros de la organización.
  • Desarrollar las potencialidades de los individuos.
  • Desarrollar la capacidad de colaboración entre individuos y grupos
  • Tratar de manera directa y sincera los conflictos que surjan en la organización.
  • Despertar o estimular la necesidad de establecer objetivos, metas y fines
  • Localizar las responsabilidades de solución y la toma de decisiones.
  • Desarrollar la organización a través del desarrollo de los individuos.
  • Perfeccionar el sistema y los procesos de información y comunicación.

Características del desarrollo organizacional

Por lo menos 4 son las características que identifican al Desarrollo organizacional, estas son:

  1. El cambio está ligado a las exigencias que la organización desea satisfacer.
  2. Hace énfasis en el comportamiento humano.
  3. Implica una relación cooperativa entre el agente de cambio y la organización.
  4. Los agentes de cambio conllevan un conjunto de metas normativas que buscan mejorar la capacidad interpersonal, trasferir valores humanos, administrar equipos y solucionar conflictos.

Ventajas del desarrollo organizacional

Es bien sabido que los procesos de mejoras siempre son positivos, por esto el desarrollo organizacional tiene clara ventajas en aquellas organizaciones que se atreven a aplicarla.

Entre las ventajas, existen las siguientes:

  1. El Desarrollo Organizacional ayuda a los administradores y al personal de la organización a realizar sus actividades con mayor eficiencia, aprovechando mejor los recursos, el tiempo y generando mejores resultados.
  2. Provee a los administradores los medios para establecer relaciones interpersonales más eficaces.
  3. Muestra al personal cómo trabajar satisfactoriamente en equipo para el diagnóstico de problemas complejos y la creación de soluciones apropiadas de los mismos.
  4. Ayuda a las organizaciones a sobrevivir en un mundo de cambios rápidos como los que se presentan en los individuos, el entorno, las organizaciones y los grupos.
  5. Apoya para que la empresa se convierta en una organización eficaz.
  6. Ayuda a la organización a autorenovarse

Proceso del desarrollo organizacional

El proceso del desarrollo organizacional puede dividirse en cuatro grandes etapas, cada una de las cuales contempla un conjunto de acciones particulares para llegar a la meta.

En primera instancia se parte de un diagnóstico gracias al cual se recopilan y analizan datos, para identificar problemas o situaciones críticas que deben ser mejoradas.

Para esto se aplican técnicas e instrumentos de recolección de datos, como encuestas, entrevistas, listas de cotejo, cuestionarios y otros.

El siguiente paso contempla el establecimiento de una solución para el problema encontrado. Esta solución debe ser planeada y ajustada a cada caso específico. Además se debe establecer cómo será implementada, qué recursos se necesitan para ello y en qué plazo de tiempo se realizará.

En resumen implica determinar el qué, cuándo, cómo y dónde se aplicará la solución.

La tercera etapa se corresponde con la ejecución o con llevar a cabo la solución planteada. Pero también implica un seguimiento y educación del personal para evitar en la medida de lo posible que vuelva a surgir el problema encontrado.

Por último, llega el momento de analizar los resultados obtenidos tanto desde el punto de vista cualitativo como cuantitativo, esto permitirá reconducir las soluciones si es necesario y determinar si el problema ha sido solucionado en su totalidad o por el contrario se necesita seguir trabajando en él.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…