Desarrollo estabilizador o el milagro mexicano


¿Has escuchado el término desarrollo estabilizador? ¿Sabes a qué se refiere? Si no lo sabes entonces sigue leyendo este artículo que aquí te lo explicaremos.

Todos los países a nivel mundial han atravesado por crisis económicas de distinto nivel, si bien es posible que ninguna de ellas sea comparada con la magnitud e impacto de la gran depresión de 1929, pero si se ha trastocado la estabilidad del país y la calidad de vida de sus habitantes.

Aumento de precios, baja de salarios, producción nacional nula, dependencia en exceso de los productos del exterior…son situaciones por las que han tenido que atravesar.

Entre estos países destaca México, pero no solo destaca por las crisis por las que ha pasado a lo largo de su historia sino por la forma como le han hecho frente, por los planes y estrategias que se han ideado para subsanar la situación y que fueron y siguen siendo referencia en materia económica.

En este sentido, en la historia económica de México existe un periodo conocido como el “milagro mexicano”, o desarrollo estabilizador en términos más formales.

Este periodo estuvo comprendido desde el año 1954 hasta 1970 , en estos 15 años se aplicó el llamado desarrollo estabilizador que no fue más que una política económica implementada por el gobierno del entonces presidente Adolfo Ruiz Cotines.

Con él se buscaba hacer frente a las necesidades económicas y sociales del país y generar crecimiento económico, controlar la devaluación y apoyar a la industria nacional, por encima de la extranjera.

Desarrollo estabilizador

En términos sencillos, el desarrollo estabilizador fue el intento gubernamental de impulsar la economía nacional mexicana apoyando la industrialización y la sustitución de importaciones.

Se implementó el desarrollo estabilizador, para evitar la devaluación de la moneda deteniendo el alza acelerada de salarios y precios (inflación).

Objetivos del desarrollo estabilizador

Los objetivos principales de esta serie de acciones eran:

  1. Elevar la calidad de vida de la población, en especial de los más desprotegidos, campesinos, obreros y sectores de clase media.
  2. Continuar aumentando el ingreso nacional.
  3. Acelerar el proceso de diversificación de actividades productivas en la economía.
  4. Avanzar en el proceso de expansión dando preferencia a las industrias básicas.
  5. Aprovechar mejor los recursos financieros nacionales mediante una adecuada coordinación de las políticas monetaria, fiscal y de crédito.

Características del desarrollo estabilizador

El desarrollo estabilizador o milagro mexicano se caracterizó porque durante él:

  • Se otorgaron facilidades a la iniciativa privada y se incrementó la capacidad de los bancos para dar créditos.
  • Se impulsó la industria nacional sustituyendo con ella las importaciones.
  • El estado tenía menor intervención en la economía, sin embargo era su responsabilidad la creación y mantenimiento de la infraestructura de la economía, y abordar sólo las áreas de producción en las que la empresa privada se mostrara desinteresada o fuera incapaz de llevar a cabo.
  • Se fortaleció el mercado financiero para que el capital nacional y extranjero impulsaran la inversión en el mercado de valores.
  • El gobierno limitó sus actividades productivas, saneó la hacienda pública y utilizó el crédito externo solo en caso necesario.
  • Se aplicó un control de precios y vigilancia del comercio para evitar el acaparamiento de productos básicos.
  • Se impulsó la producción de alimentos básicos con la implementación de un plan agrícola emergente.

¿Qué logró el desarrollo estabilizador?

Si bien México había tenido antes de 1954 tasas de crecimiento aceleradas y el Producto Interno Bruto por persona crecía, ese crecimiento iba acompañado de inflación.

Sin embargo, durante la etapa del desarrollo estabilizador el crecimiento anual del Producto Interno Bruto por persona, fue de 3.4%, y se alcanzó plena estabilidad de los precios internos.

Es decir, creció el PIB al igual que antes pero esta vez sin aumento inflacionario de por medio.

Participantes del desarrollo estabilizador

En la práctica, en el desarrollo estabilizador tuvieron que ver el gobierno, los empresarios, los trabajadores y los campesinos, todos trabajaron en conjunto para lograr el milagro mexicano y estabilizar la economía de este país que iba en picada.

En este sentido, el gobierno se esforzó porque la situación de todas las personas mejorara sin importar la clase social a la que perteneciera. Y ofreció ventajas a los demás involucrados para reactivar el aparato productivo nacional.

Por su parte, los empresarios, se comprometieron a invertir, y mucho, y a cambio de ello tendrían ganancias llamativas y recibirían todo el apoyo necesario por parte del gobierno en materia de subsidios y de intereses. Además, gozarían de preponderancia frente a las empresas extranjeras.

Como respuesta, ellos dejarían que fuera el gobierno quien definiera la política económica y social y las actividades clave para el desarrollo del país.

Los trabajadores recibieron salarios competitivos, prestaciones sociales, acceso a educación sistema de salud y seguridad social y subsidios a bienes y servicios.

Pero ellos debían por su parte mantener las demandas salariales dentro de límites coherentes y mostrar disciplina y control obrero.

Los campesinos y ganaderos recibían garantías sobre su propiedad, acceso a créditos razonables con tasas de interés subsidiadas, extensas tierras con agua asegurada, y apoyo para la adquisición de maquinarias para trabajar la tierra. En cambio a ellos les correspondió trabajar y mantener seguridad y paz en el campo.

El fin del desarrollo estabilizador

Si bien el presente y el futuro económico mexicano pintaban muy bien, en 1976 este país se enfrentó a otra crisis que significó el fin del desarrollo estabilizador.

Aumentó el desempleo, los productos de la canasta básica alimentaria aumentaron sus precios y los salarios volvieron a estar muy por debajo de los gastos básicos.

Todo esto ocasionó que muchas personas se dedicaran a otras actividades para cubrir sus necesidades, abandonaron una vez más la tierra y la producción y optaron por el comercio informal, jornadas dobles de trabajo y actividades delictivas, como opciones para hacer frente a la situación económica, que el desarrollo estabilizador solo pudo paliar durante unos cuantos años.

Lo cierto es que el desarrollo estabilizador trajo resultados muy positivos a México, sin duda logró estabilizar este país al punto de que sus habitantes aún hoy día lo consideran el “milagro mexicano”, las estrategias que salvaron a México del desastre económico.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…