PARTÍCULAS BETA » Qué son, Características, Usos

Las partículas beta proceden de átomos inestables o de la desintegración radiactiva beta.

Desde su descubrimiento junto a las partículas alfa y gamma ha sido considerada uno de las modos más usuales de ver la radiación provocada por elementos radiactivos.

La ciencia se ha encargado de emplear sus características y propiedades para nuestro beneficio en diferentes áreas.

Si quieres aprender la historia de su descubrimiento y las múltiples aplicaciones que tiene en diferentes campos, te invitamos a seguir leyendo toda la información recopilada a continuación

Qué es una partícula beta (β)

Las partículas beta son consideradas un electrón o positrón, las cuales se caracterizan por su elevada energía y rapidez producida por la desintegración radiactiva de un núcleo atómico, que sucede en la fase de desintegración.

Debemos tomar en cuenta que en este proceso existen dos maneras de que ocurra dicha desintegración:

  • decaimiento B
  • decaimiento B+

En este sentido, otra manera de verlo para mejor comprensión, es definiendo la partícula beta como:

“Un electrón arrojado que se originó en un proceso radiactivo y que cuenta con un poder de ionización parecido al de las partículas alfa”.

Características de las partículas beta (β)

particula-beta-penetracion

Este electrón (partícula beta) posee características muy importantes que debemos tener presentes, entre las más resaltantes se encuentran:

Las partículas betas poseen como característica principal el contar con una carga eléctrica negativa, las cuales se producen desde el núcleo atómico en un proceso denominado “desintegración radiactiva”

Además, este tipo de partículas son conocidas por ser expulsadas por algunos átomos inestables, algunos ejemplos son:

  • Tritio (Hidrógeno 3)
  • Carbono 14
  • Estroncio 90

A pesar de su reducido tamaño, son partículas rápidas y que poseen una capacidad de penetración elevada, siendo mayor a la de las partículas alfa

Si comparamos los daños que pueden causar la exposición a esta radiación con la de las partículas alfa, podemos establecer que en términos de ingesta es menos nociva para el tejido vivo y el ADN.

La razón de esto es que la ionización de esta ocurre de manera más espaciada.

Las partículas beta poseen la capacidad de realizar recorridos a mayores distancias que las partículas alfa.

En sus recorridos pueden ser paralizadas al instante por una capa de aluminio o por alguna prenda de vestir

No obstante, estas partículas al penetrar directamente con la piel puede causar heridas, por lo que deben tener precaución si pueden llegar a estar expuestos a ellas

Hallazgo de la partícula beta (β)

La historia del descubrimiento de estas partículas inicia con el famoso físico francés Henri Becquerel, el cual realizó diferentes experimentos con la fluorescencia.

En sus estudios descubrió de manera accidental, que el uranio impresionaba una placa fotográfica envuelta con papel negro, con un tipo de radiación diferente.

Diferente porque por sus características no contaba con las especificaciones para ser considerada como una radiación electromagnética (rayos x).

Ernest_Rutherford

Poco tiempo después, en el año 1899, el fisco Ernest Rutherford siguió desarrollando estas investigaciones y experimentos, y descubrió dos tipos de radiaciones: la radiación alfa y la radiación beta.

Un año más tarde, Becquerel mesuró la correlación existente masa/carga para estas partículas, utilizando el famoso método promovido por J.J Thomson utilizado para estudiar los rayos catódicos y para reconocer los electrones.

Gracias a esto se topó con que una partícula beta era semejante a los electrones descubiertos por Thomson. De esta forma llegaron a la conclusión de que la partícula beta era un electrón.

Usos de la partícula beta (β)

Por su capacidad de penetración estas partículas son utilizadas en diferentes campos. Entre sus usos más comunes se encuentran:

Son utilizadas en algunas técnicas de inspección médica como la tomografía, la cual se lleva a cabo gracias a la emisión de positrones.

Asimismo, juegan un papel importante en un proceso llamado braquiterapia.

Esa técnica médica consiste en emplear radioisótopos betaen la radiación de ciertas regiones del interior del cuerpo de los pacientes con el fin de evitar el crecimiento de ciertos tejidos.

En otro campo, tienen protagonismo en la industria al emplearse para medir el grosor de las partículas de ciertos materiales que vienen de algunas líneas de producción como el papel

Otra de las aplicaciones que se le da a estas partículas es usarlas para verificar el buen estado y resistencia de las costuras en textiles

 

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…