ECOLOGÍA » Qué es, Objetivos, Estrategias, Leyes

La ecología es una ciencia que estudia las relaciones existentes entre los seres vivos y el medio en el que viven, es decir, la tierra, un gran hogar que proporciona a sus habitantes lo que necesitan para subsistir: agua, oxígeno, alimentos y más.

Sin embargo, los recursos del planeta se están agotando, muy especialmente por la acción del mismo ser humano, de ahí que sea necesario reducir su consumo, aquí es justo donde entra la ecología.

Descubre en este artículo los detalles más interesantes sobre la ecología y los objetivos que persigue.

Qué es la ecología

El término “Ecología”, del griego óikos (casa, morada) y –loguía (estudio), significa literalmente “estudio de la casa”.

Se le define como el estudio de los efectos perjudiciales de la civilización moderna sobre el medio ambiente, con la mira de prevenirlos o anularlos mediante la conservación.

En otras palabras, la ecología busca conocer los daños causados por el hombre y la forma de solucionarlos.

Objetivos principales de la ecología

ecologia-objetivos

Los objetivos principales de la ecología son básicamente dos:

  1. Estudiar los componentes y factores que inciden en los diferentes ecosistemas con el fin de eliminar o paliar el impacto del desarrollo de las actividades humanas.
  2. Concienciar a los seres humanos sobre el grave peligro de una explotación irracional de la tierra.

Estrategias de la ecología

ecologia-estrategias

Para el logro de los objetivos anteriores, la ecología ha implementado una serie de estrategias que podemos resumir en las siguientes:

  • Investigación
  • Educación y concienciación de los seres humanos para que respeten la naturaleza y superen el nivel de desconocimiento sobre acciones amigables con el planeta
  • Colaboración internacional
  • Control del crecimiento poblacional justificado desde la postura de que no hay suficientes recursos para todos en el planeta y evitar así la sobreexplotación de la tierra.
  • Conservación de la naturaleza
  • Uso de tecnologías no contaminantes
  • Amar la naturaleza y disfrutar de ella
  • Aunar esfuerzos
  • Conservación de las especies
  • Racionalización del agua
  • Reciclaje y reutilización
  • Uso de energías alternativas: solar, eólica, hidráulica
  • Agricultura biológica
  • Ecoturismo

Las tres leyes de la ecología

El biólogo Barry Commoner ha enunciado tres leyes básicas de la ecología que permiten explicar por qué la Tierra ha sido vulnerable al abuso del hombre.

Primera ley: Todo está relacionado con todo lo demás

Tal como indica el conocido dicho de que una manzana podrida puede pudrir a todas las demás; causar daño a un recurso natural puede desencadenar una serie de problemas ecológicos.

Para ejemplificarlo tenemos el caso de Bangladesh, en el pasado esta región sufría inundaciones graves cada cincuenta años gracias a que la inmensa cantidad de árboles que poblaban sus montañas absorbían el agua.

Pero ahora y gracias a la deforestación acelerada, las inundaciones son más frecuentes porque el agua corre por las montañas peladas hasta las costas.

Segunda ley: Todas las cosas han de ir a parar a alguna parte

La tierra es un sistema cerrado en el que todos los residuos finalmente van a parar a algún sitio del planeta.

Algunas sustancias, a las que se les conoce como “biodegradables”, pueden descomponerse y ser absorbidas mediante un proceso natural.

Pero otras no, por esto, las playas del mundo están llenas de plásticos que tardarán en desintegrarse cientos de años.

Los residuos tóxicos de las industrias, son menos perceptibles, pero esto no quiere decir que sean inofensivos.

Pueden filtrarse hasta los mantos acuíferos del subsuelo y representar un problema grave para la salud de las personas y animales.

Los residuos más peligrosos son los desechos radiactivos. Miles de toneladas de residuos nucleares están almacenados temporalmente en diversos lugares, pero cierta cantidad ya ha sido lanzada en el océano.

A pesar de años de investigación científica, no se ha logrado una forma segura y permanente de almacenarlos o deshacerse de ellos.

Tercera ley: La naturaleza es la más sabia

Dicho de otra manera, el hombre debe cooperar con los sistemas naturales en vez de reemplazarlos por algo que considera mejor.

Como ejemplo usemos el caso de los pesticidas. Cuando comenzaron a usarse, ayudaron a los agricultores a controlar la mala hierba y casi eliminar las plagas. Pero no siempre sería así.

La mala hierba y las plagas se hicieron inmunes a una mayor cantidad de pesticidas seguidos, y estos empezaron a envenenar a los depredadores naturales de los insectos e incluso al mismo ser humano.

A pesar de estas graves consecuencias para el ecosistema y para el ser humano, año tras año los agricultores siguen usando extensamente esos productos químicos.

Organizaciones y tratados ecológicos

La preocupación por el medio ambiente ha llevado a la creación de organizaciones y organismos enfocados en el estudio y protección del planeta.

Además, líderes mundiales y expertos se han reunido en cumbres históricas y han firmado tratados en aras de conservar el ecosistema y consumir de forma responsable los recursos.

Organizaciones ecologistas

  • Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN): fundada en 1948 se dedica a la conservación de los recursos naturales.
  • Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF): fundada en 1961 y considerada la organización conservacionista más grande del mundo.
  • Consejo para la Defensa de Recursos Naturales (NRDC): grupo internacional de defensa del medio ambiente creado en 1970.
  • Greenpeace: fundada en 1971 y con presencia en 55 países.
  • Personas por el trato ético de los animales (PETA): organización por los derechos de los animales fundada en 1980.
  • Instituto de Recursos Mundiales: desde 1982 busca la administración sostenible de los recursos humanos.
  • Alianza para bosques: desde su fundación en 1987 trabaja en pro de la protección de los bosques del mundo.

Tratados y protocolo

  • Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES): desde 1975 regula el comercio de flora y fauna para evitar su extinción.
  • Carta Mundial de la Naturaleza: nombre de la resolución 37/7 de la Asamblea General de las Naciones Unidas, aprobada el 28 de octubre de 1982 con 111 votos a favor, siendo el único país en contra los Estados Unidos de América.
  • Protocolo de Montreal: firmado el 16 de septiembre de 1987 por los países miembros de la ONU, la Unión Europea, los Estados Federados de Micronesia y la Santa Sede.
  • Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático: aunque fue adoptada en 1992, entró en vigor el 21 de marzo de 1994.
  • Protocolo de Kioto: vigente desde el 16 de febrero de 2005, 8 años después de su adopción. Busca reducir las emisiones de seis gases de efecto invernadero responsables del calentamiento global.
  • Acuerdo de París: en vigor desde el 4 de noviembre de 2016, aprobado por 197 firmantes.

El ecoturismo, ejemplo de estrategia ecológica

El turismo tal y como se conoce históricamente, llevado sin una planificación racional ha causado daños irreversibles en el planeta.

Como respuesta a esto ha nacido el ecoturismo, una nueva manera de disfrutar las maravillas de la naturaleza que tiene como lema el respeto a la misma.

El ecoturismo nace especialmente como una alternativa para las personas que desean tener contacto directo con la naturaleza y que quieren hacer un viaje a un destino poco convencional.

Por ejemplo, en algunos países se han recuperado trazados ferroviarios en desuso cuyo recorrido presenta un interés ecológico.

Dicho recorrido debe ser realizado caminando, sin uso de ningún tipo de vehículo contaminante.

Entre los países que están explotando el ecoturismo, generando además una gran cantidad de ingresos están:

  • Costa Rica
  • Argentina
  • Chile
  • Tanzania
  • Kenia
  • India
  • Estados Unidos (especialmente en Hawái)
  • Ruanda
  • Ecuador (principalmente en las Islas Galápagos).
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…