BIODIVERSIDAD » Qué es, Importancia, Protección

En nuestro planeta habitan millones de especies de distintos tipos, lo que se llama biodiversidad, que no solo lo hacen más hermoso sino que también nos dan a los seres humanos y a la misma tierra todo lo necesario para subsistir.

Este artículo lo dedicamos a la biodiversidad, comenzaremos por aclarar su concepto, por qué es importante, cuáles son sus principales enemigos y qué se puede hacer para conservarla.

Qué es la biodiversidad

Cuando se habla de biodiversidad se está haciendo referencia a todas las especies del planeta, animales, vegetales, bacterias y demás microorganismos e incluso los diferentes ecosistemas.

Toda esta variedad de seres vivos forma parte de un gran ecosistema mundial cuyos componentes dependen unos de otros, incluidos los inorgánicos, a saber, la atmósfera, los océanos, el agua dulce, las rocas y el suelo, los cuales son esenciales para la vida.

Importancia de la biodiversidad

De las diversas especies que pueblan nuestro planeta obtenemos alimento, sustancias químicas útiles y muchos otros productos y servicios.

Los ecosistemas saludables desempeñan otras funciones esenciales, como la producción de oxígeno, la purificación del agua, la filtración de los agentes contaminantes y la prevención de la erosión del suelo.

Buena parte de las bacterias y demás microorganismos, desempeñan funciones químicas de vital importancia para el equilibrio de los ecosistemas menores en que se divide el gran ecosistema mundial.

Por su parte, las plantas verdes, mediante el proceso de la fotosíntesis producen oxígeno y transforman la energía solar en azúcares que constituyen la principal fuente de energía de la mayoría de los organismos.

Por si fuera poco, los insectos polinizan las flores; las ranas, los peces y las aves mantienen bajo control ciertas plagas; los mejillones y otros organismos acuáticos purifican el agua, y las plantas y los microorganismos dan origen a distintos tipos de suelo.

El ecosistema

ecosistema-biodiversidad

Los ecosistemas son poblaciones de organismos vivos que dependen unos de otros. Formalmente, el término se refiere a la compleja interacción existente entre todos los organismos de un ambiente natural, lo que implica tanto materia viva como inanimada.

Cada ecosistema tiene sus propias especies; dentro de él se mantiene el equilibrio gracias a que cada una de esas especies utiliza recursos diferentes y se adapta a condiciones concretas que forman el nicho ecólogico.

Como ejemplos de ecosistemas tenemos lagos, prados, bosques, desiertos e incluso la misma biosfera que está conformada por varios ecosistemas, cada uno de los cuales integra un ecosistema superior hasta llegar al mayor de todos, es decir, el planeta tierra.

Pérdida de la biodiversidad

La acción del ser humano está haciendo que las especies se extingan a un ritmo alarmante, especialmente a causa de:

Destrucción del hábitat

Se considera que esta es la principal causa de extinción.

La tala de árboles para obtener madera o campos de pasto, la minería y la construcción de represas y carreteras, han fragmentado, deteriorado o eliminado el entorno natural de muchas especies. Con la reducción de los ecosistemas, estas pierden los recursos que necesitan para sobrevivir.

Por lo general, la pérdida de cierta especie desencadena una serie de extinciones, porque cuando falta un elemento del ecosistema, otros componentes sufren las consecuencias.

Introducción de especies foráneas

Cuando se introducen en un ecosistema organismos ajenos a él, es posible que estos se adueñen del espacio ocupado por otras especies.

También puede que, indirectamente, alteren el ecosistema lo suficiente como para causar la extinción de la fauna y la flora autóctonas, o importen enfermedades contra las que estas últimas no estén inmunizadas.

El calentamiento del planeta

Este rápido aumento pudiera suponer el fin de algunas especies.

Por ejemplo, de acuerdo con los científicos, si el nivel del mar sube un metro, desaparecerán de la Tierra numerosas marismas que albergan una abundante diversidad biológica.

La sobreexplotación de los recursos naturales

El uso descontrolado y abusivo de los recursos naturales ha provocado la extinción de varias especies. Como ejemplo de la sobreexplotación está la caza de multiples animales, la quema y la tala.

El crecimiento demográfico

El aumento de la población a nivel mundial y la consecuente demanda de mayor cantidad de recursos ha ocasionado que las especies desaparezcan a un ritmo preocupante.

Estrategias para preservar la biodiversidad

biodiversidad

En vista de todas las amenazas a las que se enfrenta a biodiversidad, la ecología como ciencia, promueve un conjunto de estrategias que permitan la conservación. Entre estas están:

Educación

El cuidado del planeta y todas las especies que aquí habitan comienzan con la educación de la población tanto a nivel individual como colectivo.

En este sentido, la educación ambiental promueve el uso racional de los recursos, la concienciación, el respeto hacia las especies y su hábitat, entre otras iniciativas.

Unión internacional

En muchos campos, la humanidad ha demostrado que en conjunto se pueden lograr grandes avances. Por eso se busca dirigir esfuerzos internacionales que se aboquen a la conservación ambiental.

Si bien algunos países poderosos en años recientes han decidido no adherirse a tratados internacionales, en su mayoría sí existe tal colaboración y compromiso.

Control demográfico

Un poco antes en este artículo comentamos que uno de los principales problemas a los que se enfrenta la biovidiversidad es el crecimiento poblacional, lo que trae como consecuencia una mayor demanda de recursos.

La solución para esto es el control de la población a través de programas de planificación familiar que ayuden a la que la población siga creciendo pero a un ritmo que no afecte al resto de las especies.

Disminución de la contaminación

Mientras siga existiendo la contaminación de los ecosistemas, las especies del planeta seguirán disminuyendo, por esto es impetuosa la necesidad de disminuir la contaminación en todo ámbito, lo que incluye la emisión de residuos tóxicos.

Uso de energías alternativas

Existen diversas energías alternativas que tienen un impacto ambiental inferior al de aquellas que implican el uso de combustibles fposiles como petróleo o carbón.

Entre estas tenemos la energía solar, eólica, mareomotriz, biomasa, hidráulica.

Protección del hábitat natural

Lamentablemente el hombre en su afán de urbanizar y sacar mejor provecho de los espacios, ha destruido bosques, selvas, acuíferos y otros avientes naturales que son el hogar de cientos de especies animales y vegetales.

De ahí que se tienen que realizar esfuerzos para evitar que se siga alterando el planeta y se deje de construir en lugares no aptos.

Evitar el comercio ilegal de especies

El comercio de animales exóticos se ha vuelto una creciente tendencia en muchas partes del mundo, lo que ha supuesto que especies endémicas sean extraídas de su hábitat natural y llevadas a otros entornos donde no cuentan con las condiciones necesarias para garantizar su supervivencia.

Los gobiernos deben intensificar los esfuerzos para evitar este tipo de comercio y esto implica en muchas ocasiones no solo realizar campañas de concienciación sino también modificar las leyes para que este tipo de delitos sean penados.

Áreas protegidas y parques nacionales

Estos sitios son santuarios naturales, pulmones vegetales y reservorios de extensión variable en el que convergen ecosistemas, flora y fauna, y que se declaran bajo un régimen de protección especial para su conservación.

Mientras más áreas protegidas y parques nacionales existan en el mundo, mayor será la cantidad de especies protegidas.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…